Las manifiestaciones del acoso escolar según el sexo son típicamente diferentes

No dejamos de escuchar noticias sobre acoso escolar incluso en verano.  Es por ello que también en la época estival debemos permanecer atentos a su presencia en campamentos y cursos estivales.  El bullying puede manifestarse de diversas maneras, y los expertos reportan que suele presentarse un patrón de acoso escolar según el sexo.

Niñas y niños actúan con comportamientos algo diferentes a la hora de acosar.

¿Podrían existir tipos de acoso escolar según el sexo?

Efectivamente, parece ser así.  El modus operandi del acoso varía en función de que lo perpetren niños o niñas.  Esta idea se desprende de diferentes informes como el de la Convivencia y Acoso Escolar que cada año realiza la Comunidad de Madrid y que ya va por su tercera edición.

Existen ciertas preferencias a la hora de manifestar los tipos de acoso escolar según el sexo.  Los niños son más físicos que las niñas

El género va a condicionar la prevalencia de las conductas tanto agresivas como de victimización. Según sus informes, en los que hacen un repaso por la literatura científica sobre el bullying, se han encontrado diferencias significativas entre el tipo de violencia ejercida o recibida y el sexo de quien la lleva a cabo. En este sentido, la violencia llevada a cabo por los chicos es de tipo fundamentalmente física y verbal.  Por el contrario, en el caso de las chicas, más que hablarse de acoso verbal o de agresiones, la violencia tiene un cariz más relacional.

En las niñas será muy habitual el bullying por omisión, mientras que los niños tenderán a un acoso verbal

Tipos de acoso

El doctor Dan Olweus, una de las figuras más importantes en la investigación del acoso escolar y que inició sus estudios en los años 70, en su momento fue pionero en definir las figuras del bullying y cómo se relacionan dentro de una dinámica circular.

El investigador noruego diferenció entre varios tipos de acoso:

Directo:  Cuando se trata de un ataque abierto y manifiesto por parte de uno o varios niños a la víctima.  Se traducirá en comportamientos como insultos, agresiones físicas, robos o destrozo de material y pertenencias del niño agredido.  Este tipo de bullying está más presente en los niños que en las niñas.

Indirecto: Si el bullying se ejecuta de una forma más sutil y retorcida, el resultado tendrá como efecto la exclusión del grupo del niño víctima del acoso escolar.  Entre los comportamientos destinados a este propósito se encuentra la difusión de rumores y el aislamiento social.  Esta fórmula es más utilizada por las chicas que por los chicos.

Actualmente se respetan los principios de Olweus, pero también se estudia el ciberacoso y los métodos de detección tienden a hacerse en grupo a través de tests especializados en acoso escolar.

La categorización del ciberbullying como tipo de acoso escolar ha sido posterior a Olweus y actualmente existe una línea de investigación específica para este tipo de hostigamiento, que se produce tanto en niños como en niñas.

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.