En la sección de Testimonios reales de acoso escolar, os traemos la historia de Fernando, de 12 años, en forma de carta de un niño acosado a un acosador arrepentido. En su caso ha supuesto un ejercicio tanto de autoliberación por el daño sufrido como de ayuda hacia él y otras víctimas de bullying.