Por fin será posible un control parental en Instagram gracias a la guía oficial

Patricia Peyró @kontrolparental

Es la más popular entre los jóvenes, pero también la que se ha mostrado más peligrosa.  El incremento de su uso sobre otras redes sociales como Facebook o Snapchat ha potenciado efectos negativos en relación a los comentarios de haters y trolls.  La reina del social media juvenil es, de hecho, la red social con más índice de ciberbullying, hecho que no ha pasado desapercibido por los propietarios de la plataforma.  Gracias a su recién estrenada y nueva guía oficial para padres será posible ejercer un control parental en Instagram y evitar los efectos colaterales de la sobreexposición.

Una guía oficial y nueva

Aunque los responsables de Instagram se están encargando de anunciarlo a bombo y platillo, ya existía una guía para padres anterior a esta, realizada en colaboración con las asociaciones de protección al menor Connectsafely y Protégeles.  Al no haber trascendido demasiado, ahora parece que desde Instagram quieren mejorar las cosas y cubrirse las espaldas frente a la crítica de una sociedad preocupada.

Su nueva guía está disponible también en español y con toda la información definitiva para instruir a padres sobre cómo ejercer el control parental en Instagram.  En la nueva guía oficial se abordan todas las cuestiones acerca de los riesgos potenciales de Instagram, proporcionando una información completa para padres sobre la configuración y la protección del usuario menor de edad.

A través de la Guía oficial para padres de Instagram, la plataforma forma a los progenitores en  temas como la configuración, la protección o el bloqueo de ciertos usuarios, como puedan ser compañeros que ejercen el ciberacoso

La edad autorizada para el uso de Instagram son los 13 años, pero muchos padres permiten su utilización a niños mucho más pequeños.

Los mensajes de Instagram para padres

Instagram se vale de un vídeo y de un documento informativo en formato pdf para abordar la tarea de la forma más natural y efectiva posible.  Se trata, en suma, de ofrecer la protección a menores de edad, susceptibles a padecer engaños o a actuar sin medir las consecuencias de sus actos.

Aunque la red social proporciona la información, no olvidemos que el deber de ejercer esos controles corresponde a los padres, quienes deben, para empezar, respetar el acceso únicamente a partir de los 13 años.  Por ello, desde esta guía, se invita al diálogo con los propios hijos, para que entiendan las implicaciones que tiene el uso de la red social.

Puedes acceder a la guía aquí y pasarlo al español abajo del todo a la izquierda, en un desplegable.

 

Algunas funciones como el filtrado de palabras y la activación de avisos cuando se supere el tiempo de exposición permitido serán los nuevos aliados de los padres

Instrucciones precisas para el control parental en Instagram

La nueva guía oficial está estructurada en varios apartados, ideados para cubrir cualquier interrogante o inquietud que puedan tener los padres sobre el uso de la red social por parte de sus hijos.

Administrar la privacidad:   Por defecto el perfil será público y todo lo que compartan los niños podría ser visto por cualquiera, salvo que activemos los filtros de privacidad, restringiendo el acceso según nuestros propios parámetros.

Administrar los comentarios:  Los haters o trolls no lo tendrán tan fácil si los bloqueamos o si impedimos la aparición de ciertas palabras.

Administrar el tiempo:  Abusar de las redes sociales empleando demasiado tiempo en ellas es una tendencia generalizada, aún más en los jóvenes.  En la guía nos explican cómo podremos controlar el tiempo que pasan mirando fotos o compartiendo su vida en imágenes o vídeos.

La plataforma de fotografías es la red social con mayor índice de ciberacoso, por ello es imprescindible un control parental en Instagram adicional a cualquier otro protocolo de prevención del bullying

Prevenir el bullying:  Instagram es uno de los focos más peligrosos para perpetrar el acoso escolar en su modalidad de ciberbullying o ciberacoso.  Podremos prevenirlo siguiendo los consejos de esta guía para padres.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

Una investigación sugiere que Instagram es la red social con más ciberbullying

 

Patricia Peyró @kontrolparental

Instagram es la red social más popular entre los jóvenes. Tal vez por eso es también la plataforma en la que se practica el ciberbullying con más asiduidad, por encima de Facebook y de Snapchat.  Estas son las conclusiones del último informe de la ONG inglesa Ditch The Label, encomendada al estudio del acoso escolar, del ciberacoso, así como a la protección de las víctimas.

La encuesta realizada a más de diez mil niños entre 12 y 20 años refleja que el 7 por ciento de los usuarios de esta red social manifiesta haber padecido algún tipo de ciberacoso, frente al 6 por ciento de Facebook y el 5 por ciento de Snapchat.

Instagram se ha convertido en el instrumento on-line más usado para lanzar comentarios ofensivos hacia otros.

¿Cuándo es o no ciberbullying?

Está claro que la sensibilidad es una variable subjetiva y que, lo que para unos resulta hiriente, para otros no significa nada ni despierta siquiera una respuesta emocional negativa.  Así y todo, respecto a los comentarios de Instagram y los vertidos en las redes sociales, en general, sí que existe un cierto consenso a la hora de definir el tipo de mensajes que constituyen en sí mismos un acto de ciberbullying.  Desde Ditch the Label así lo aseguran, estipulando la existencia del ciberacoso cuando sucede bajo alguno de estos términos:

-Enviar alguna captura de pantalla sobre el estatus de alguien con el fin de reírse.

-“Trolear” a alguien en algún videojuego on-line.

-Darle a Like o compartir alguna imagen para burlarse de una persona.

-Hacer algo para molestar deliberadamente a alguien on-line.

-Enviar algún mensaje desagradable u ofensivo, en privado o públicamente a alguien que se conoce off-line.

-Crear un perfil falso con el que poder insultar u ofender a otro

El informe Ditch The Label se realiza cada año a través de la realización de encuestas sobre la vivencia de bullying a miles de niños y jóvenes

¿Cómo reportar en Instagram?

La plataforma de fotografías cada vez es más consciente de los problemas generados por el acoso a través de los comentarios vertidos en su red social, no sólo a los usuarios sino también por la propia imagen que genera de ellos mismos.  Por esta razón Instagram posibilita la denuncia de contenidos inapropiados.

Para reportar alguna imagen o acción abusiva, basta con posicionarse sobre las opciones de la foto, entra las que se encuentra el “Reportar”.  Una vez seleccionada, habrás de indicar si es “spam” o si es simplemente un contenido “inapropiado”.

Filtros para detectar el abuso

Al margen de que el usuario pueda denunciar por sí mismo, Instagram puso desde el año pasado algunas nuevas funcionalidades a nivel interno que detectan cierto tipo de abusos.  La idea es filtrar de forma automática los comentarios negativos considerados como ciberbullying. Si bien comenzó filtrando los mensajes tóxicos, recientemente está aumentado el espectro de actuación también a comentarios con contenido amenazante o hiriente respecto a la imagen de otra persona.

Los últimos avances de Instagram para detener el ciberacoso permiten a cada usuario activar o desactivar los filtros de protección, en función de que se sientan o no vulnerables a padecer acoso en la red.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

El niño acosador o bully podría ser cualquiera

El terror puede tener múltiples caras. ¿Cuál es la del niño acosador? ¿Podría ser la de nuestro propio hijo?

Por Patricia Peyró @kontrolparental

Con la llegada de las nuevas tecnologías se abre el campo de actuación de los acosadores, que aprovechan los recursos de internet para cebarse aún más con sus víctimas y conseguir en este caso el temido “efecto viral” que aparece en el ciberbullying, por el que se multiplica el alcance del fenómeno.

Como padres, todos nos preocupamos y cruzamos los dedos para que nuestro hijo no sea nunca pasto del maltrato o la burla. Pero, ¿qué pasa con los acosadores? ¿Dónde queda esa parte del bullying? ¿Qué sucedería si nuestro hijo no fuera maltrado, pero fuera el maltratador? ¿Existen algunos mecanismos de detección del niño “bully”?

Son dos los actores protagonistas de estos episodios de maltrato psicológico y físico que se producen entre los jóvenes de la misma edad: por un lado, el maltratado, y por otro, el maltratador, también conocido como acosador o “bully”.  El niño “bully” generalmente cuenta con un equipo de seguidores y secuaces, que serían “followers” en el caso de internet, que alimentan y perpetúan esta situación de maltrato a otro niño.

El acosador siempre va acompañado por sus secuaces que le secundan en sus maldades

Las terceras personas que toman parte en el acoso, bien sea mediante la participación directa o mediante la permisividad pasiva, serían, en nuestra analogía, los actores secundarios y la figuración dentro de esta película de terror.

Los niños maltratadores se oponen a las normas

Una de las características de los niños acosadores es su actitud de oposición y la falta de sometimiento a las normas sociales que van en contra de sus propios deseos. Los padres debemos encauzar su comportamiento para que no lo desvíen hacia el maltrato a otros niños y hacer un análisis consciente y responsable de las conducts de nuestros hijos.

CARACTERÍSTICAS DEL NIÑO BULLY

Aunque no existe un manual exacto, sí parecen existir algunos patrones que caracterizan al niño “bully”.  En casi todos los casos, más que características intrínsecas a su personalidad, hablaríamos de aspectos conductuales que serían, en todos los casos, susceptibles de un tratamiento de modificación de conducta con un psicólogo profesional.

Aspectos emocionales

– Escasa empatía o incapacidad para ponerse emocionalmente en el lugar del otro

– Baja autoestima

– Intento activo de llamar la atención

– Actitud a la defensiva y con agresividad

Aspectos comportamentales

– Falta de autocontrol que se manifiesta con accesos de ira

– Impulsividad por la que no se analizan las consecuencias de los actos

– Inabilidad para resolver adecuadamente los problemas

– Tiranía y tendencia al hedonismo que le lleva a hacer lo que le apetece cada momento

Aspectos físicos

-Es habitual que el maltratador sea un niño más grande, alto y fuerte que el maltratado, que tenderá a ser más débil físicamente.

Siempre generando el conflicto

Los niños bullys provocan el conflicto en su entorno, entre otras cosas porque no cuentan con herramientas para enfrentarse a los problemas. La agresividad es su fórmula de actuación más habitual.

Se debe actuar desde el entorno familiar

El niño bully tiene, como hemos visto, graves problemas de conducta que se traducen en una agresividad destructiva que puede llevar a la desgracia de otro menor.  Es por ello que el problema hay que tratar de identificarlo en casa a través de la observación del niño, sobre todo si nos avisan del colegio.  Simplemente prestándole una atención activa a través del diálogo y mostrándole afectividad en el entorno familiar conseguiremos auténticos milagros.  Por el contrario, serán contraproducentes los modelos parentelas agresivos basados en el castigo físico o en el maltrato psicológico.