cp cibereducacion colegio

Patricia Peyró @kontrolparental

Dentro de los principales objetivos de la psicología educativa se encuentra el dar fin a los episodios de acoso escolar, los cuales han demostrado ser inherentes a los grupos sociales de niños entre 4 y 15 años, y que ahora se ceban con las nuevas tecnologías y haciendo uso de lo que se conoce como ciberbullying.

Queda mucho camino por recorrer en un campo de estudio nacido a principios del siglo XXI y que, por tanto, es nuevo. De su investigación y desarrollo desde un punto de vista más sistemático y científico se está encargando la psicología de la educación, en un intento de sumar calidad a la formación escolar y familiar.

Uno de los fenómenos más drámaticos de las conductas operadas por la nuevas tecnologías es el ciberbullying, que fue definido en su momento como “agresión injustificada ejercida de manera intencional mediante los dispositivos electrónicos por individuos o grupos contra los que la víctima no puede defenderse fácilmente”. La definición fue aportada en el año 2008 por Peter Smith , profesor de psicología de la Universidad Goldsmiths de Londres, y quien ha estudiado ampliamente la violencia en las aulas. En sus primeras investigaciones sobre el tema, el académico encontraba que el ciberbullying era “menos frecuente que el bullying tradicional, pero apreciable y manifestado más fuera de las aulas que dentro”.

CP cibereducacion libro

Un manual en el que las autoras facilitan claves prácticas, sugerencias y procedimientos a los profesores para prevenir la violencia vinculada al acoso escolar.  Más información, aquí.

Así opera el ciberacoso
La tendencia al ciberbullying ha cambiado y ha aprendido a abrirse camino fácilmente con el auge de las nuevas tecnologías. “El ciberacoso comienza y se mantiene en redes sociales que surgen de contactos personales generados
en el escenario de la vida social directa de los escolares”, explica Rosario Ortega Ruiz, Catedrática de psicología de la Universidad de Córdoba y coautora de una revisión sobre la ciberconducta en la psicología educativa. La vida social real, pues, se duplica y “es trasladada de forma sencilla y rápida a una vida social cibernética utilizando los rápidos y eficaces dispositivos digitales”, añade.

CP cibereducacion niños pequeños

El bullying se produce desde edades muy tempranas, no sólo en la adolescencia

¿Cómo fomentar la ciberconvivencia?
La experta propone una educación en ciberconvivencia que pasará por una formación al alumnado “en el uso seguro de las tecnologías de información y comunicación, sobre todo en los principios morales y éticos en contra de la violencia”. Eso sí, “la educación habrá de estar basada en estudios rigurosos y científicos sobre la materia”, bajo la premisa de que sólo así se podrán garantizar diseños de intervención útiles.

Afortunadamente, el tema ha conseguido captar la atención internacional y los distintos países mantienen una actitud abierta a lo aportado por otras nacionalidades, intercambiando información teórica y científica que ahonde en el tema, así como métodos de evaluación e intervención.

MG-C1026-32A.JPG

La presión por la imagen es una de las causas más frecuentes de bullying.  Más información, aquí.

Retos y riesgos de la investigación
Según la autora la mayoría de los estudios están centrándose en la población adolescente, y olvidando edades más tempranas, en las que tanto el bullying como el ciberbullying están presentes. Ortega-Ruiz propone contemplar los niños de educación primaria, así como “profundizar en el conocimiento sobre el rol de los padres y las madres y del profesorado en la prevención e intervención en dicho fenómeno.

Los instrumentos de medida empleados en la investigación, por otra parte, generalmente autoinformes, harían bien en incorporar otro tipo de metodología. La experta habla de las medidas psicofisiológicas con las que se puede percibir la relación entre el ciberbullying y las respuestas emocionales de ansiedad y estrés.

Otro de los retos está en vincular todas las ciberconductas agresivas que pueden tener lugar en el medio de las nuevas comunicaciones: además del ciberbullying, “existen otros fenómenos violentos cuya descripción todavía debe hacerse
en más profundidad”. Entre estos se encuentra el acoso vía grooming.