MG-C1026-32A.JPG

Patricia Peyró @kontrolparental

¿Dejar de cometer bullying es una cuestión de madurez? ¿Hostigar es propio de niños por falta de conciencia sobre la gravedad de sus actos? Son muchas las preguntas que podemos hacernos respecto al hecho de acosar, pero también sobre los actores que protagonizan el acoso. Víctimas, verdugos,  y también testigos, todos ellos se ven condicionados en sus actitudes y comportamientos por una misma variable: la presión social sobre el aspecto físico.

Ser más el alto, el más guapo y el más popular es sin duda el deseo secreto de cualquier adolescente. Sin embargo, siendo la cima del éxito y del liderazgo difíciles de alcanzar, muchos niños simplemente lo que quieren es pasar desapercibidos y no ser diferentes. Quieren ser como los demás. Es decir: ellos no quieren ser altos, sino que no quieren ser bajitos; y ellas no es que anhelen ser modelos de talla 36, pero tampoco quieren ser gordas. Dicho esto, ¿cuáles son las medidas para considerarse uno alto o delgado, bajo o gordo? La definición, lamentablemente, se encuentra en las manos de la publicidad, que dicta los parámetros de lo que es y no deseable en términos de atractivo físico.

font-533232_640

Uno de cada dos adolescentes desearía cambiar su físico incluso recurriendo a la cirugía estética para gustar o no alejarse del físico popular entre los demás

Víctimas del bullying: acusados y acosados por la diferencia

La alta prevalencia del fenómeno del bullying en prácticamente todo el mundo hace necesario su análisis desde todas las perspectivas posibles de cara a extraer cuáles son las características comunes en unos y otros actores del acoso escolar.

En su búsqueda de respuestas Dich The Label presentó hace unos meses las características más prominentes del perfil de niño acosado, como parte de un proyecto a largo plazo con el que ayuda cada año a miles de niños víctima de bullying a través de su implicación a todos los niveles, y que abarcan el estudio de casos y prevalencia, así como la prevención del acoso , la comunicación y la intervención.

Adolescentes

Los niños se preocupan especialmente por la altura y las chicas por su figura corporal, frecuentes motivos de acoso escolar

En su último estudio extrae cuáles son las características que convierten a algunos niños en más susceptibles de padecer acoso escolar, resultando que detrás del acoso se encuentran fundamentalmente complejos entorno al aspecto físico y la percepción que uno tiene sobre su propia imagen.

-Los niños y adolescentes más vulnerables son aquellos que se desvían de la visión ideal de belleza representada por los medios.
-El bullying padecido por este componente físico dejará grandes secuelas a la persona a largo plazo, mermando su autoestima, confianza y auto-concepto.
-Adolescentes desde los 13 años piensan en operaciones estéticas como la liposucción o el aumento de pecho con el fin de sentirse aceptados por otros miembros de su grupo de edad.
-Como características “diana” más específicas en chicos estaría el alejarse de la media en altura, mientras que las chicas hacerlo respecto a su figura corporal.
-Además del físico, los niños o niñas provenientes de medios sociales menos favorecidos, los pertenecientes a colectivos con alguna minusvalía o a grupos raciales minoritarios también encuentran un riesgo mayor de padecer bullying.

Sexting selfie

En suma, las actitudes hacia la apariencia física la razón más común de bullying entre los jóvenes.

¿Te ha gustado el artículo?  Ayúdanos a compartir.