Cuando se repite el  bullying entre hermanos el hogar se convierte en una fuente de inseguridad para el niño

Patricia Peyró @kontrolparental

Cuando se da una definición de bullying o acoso escolar, siempre se habla de acoso entre iguales o entre pares, refiriéndose con ello a niños de la misma edad.  Esta singularidad hace que el acoso se produzca típicamente en el entorno escolar, pero este no es el único escenario posible. El hogar también puede albergar situaciones de hostigamiento cuando se produce bullying entre hermanos.

Las peleas entre hermanos, ¿son normales?

Definir si son normales o no, pasará por la observación de la gravedad.  Lo que sí son, desde luego, son frecuentes. Sobre todo entre niños varones, no será raro que se peguen entre ellos.  En cualquier caso habrá que observar si hay una reiteración en las agresiones, si siempre provienen del mismo hermano y hacia el mismo niño, y si albergan intimidación psicológica o lesiones físicas.

Alguna pelea o discusión es normal que tengan, pero si son constantes o hay sospecha de abuso, deberemos mantener los ojos abiertos

¿Bullying o riña de hermanos?

Los hermanos son una de las principales fuentes de aprendizaje que puede tener un niño, sobre todo si tiene un hermano mayor. Este le suele servir de modelo de observación y de rol, aunque no será infrecuente que cometa pequeños abusos.  Con estos, por otra parte, el niño aprenderá a defender sus intereses de forma asertiva y a negociar en un entorno de confianza y seguridad. El problema será si las peleas se repiten o en si son abusivas y albergan un componente traumático a largo plazo, como en el caso del acoso escolar.

Es habitual que en el bullying entre hermanos se produzca el abuso hacia el hermano menor

Serán consideradas bulling en los siguientes casos:

-Existen roles establecidos entre víctima y verdugo para cada hermano.
-El abuso se repite en el tiempo y es deliberado.
-Sucede en el entorno familiar y a veces se sumarán otros familiares, como primos o allegados muy cercanos.
-El tipo de agresión será, como en el caso del acoso escolar, verbal, física o psicológica.
-En muchas ocasiones consistirá en un acoso por omisión cuando se deje al niño de lado o no se le permita participar en juegos.

El niño acosado en casa aprenderá modelos relacionales y afectivos erróneos y basados en la violencia y la agresividad

¿Cómo afecta el bullying entre hermanos?

Al igual que cualquier otra manifestación de acoso escolar, este tipo de bullying tendrá serias consecuencias en el niño. Para empezar, podrá sentirse inseguro en el espacio que precisamente debería proporcionarle más confort y seguridad:  su propia casa.  Lejos de eso podría sentirse aterrorizado y generarse en él patrones afectivos erróneos, basados en la agresividad y en la confusión de cómo debe uno relacionarse con la familia o con las figuras más cercanas. Se generará, en suma, un modelo de relación poco saludable y alejado del patrón basado en el respeto por los demás y por uno mismo.

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.