apple-1034306_1920

El uso del smartphone cada vez comienza antes.  ( Foto blog cuidadointantil)

El uso del smartphone cada vez comienza antes. ( Foto blog cuidadointantil)

Se calcula que hasta el 71% de los usuarios con edades comprendidas entre los 18 y 45 años sufre algún tipo de dependencia con el móvil, siendo estas cifras especialmente preocupantes en los adolescentes, en las que llega a alcanzar el 85%.

En la era del smarphone nacen patologías psicológicas vinculadas a un uso compulsivo que altera la forma en que nos relacionamos con los demás. Paradójicamente, tendemos a aislarnos socialmente y a evitar la comunicación directa y tradicional.

Nuevos términos con los que cada vez nos sentimos más familiarizados describen este mal del siglo XXI, como la nomofobia o miedo ansioso a no poder utilizar el móvil, o el Phubbing o la tendencia a hacer más caso al móvil que a nuestra propia compañía.

“Actualmente, el 77% de los usuarios con teléfono móvil inteligente –Smartphone– padece nomofobia (miedo irracional a no estar con tu teléfono móvil totalmente disponible)”, explica el director del Instituto Psicológico Desconecta, responsable de la creación de un informe sobre el uso de móviles en España el pasado mes de noviembre . “España es el país con más adicción adolescente a Internet de toda Europa: un 21,3% de los adolescentes españoles son adictos a la Red, frente al 12,7% de media Europea”, añade Marc Masip.

Las niñas son más conscientes que los niños de algunos peligros de los móviles

Las niñas son más conscientes que los niños de algunos peligros de los móviles

¿Cómo son los niños españoles respecto al móvil?

El informe desprende un uso prematuro de los smartphones hasta el punto de que hasta el 98% de los preadolescentes y adolescentes de 10 a 14 años ya cuentan con móvil propio de última generación.

En esta franja de edad el porcentaje de uso es mayor en chicos que en chicas, si bien ambos sexos necesitan entrar en contacto con el dispositivo cada 15 o 30 minutos sin necesidad ni finalidad alguna, y simplemente por el hecho de “tocar el móvil”.

Otra de las nuevas costumbres adquiridas por nuestros adolescentes está en que han convertido al móvil en un objeto fetiche del que no se separán ni siquiera para dormir, y hasta la mitad de los jóvenes duermen con su móvil encendido junto a la cama. Tal es su adicción a este dispositivo que un 55% de las mujeres y un 31% de los hombres afirman no poder vivir sin su teléfono móvil.

Las relaciones reales se ven afectadas y los niños cada vez están más solos (foto GTRES)

Las relaciones reales se ven afectadas y los niños cada vez están más solos (foto GTRES)

Respecto a cómo las relaciones virtuales y la comunicación digital están sustituyendo a las reales, los adolescentes no son del todo conscientes. Sin embargo, el 70 por ciento de las chicas frente a sólo el 32% de ellos reconocen algunos factores de gran peligrosidad en el envío de material audiovisual o fotográfico y que podría tornarse viral.

¿Quieres darte a conocer?  Si tienes una App o sitio web relacionada con el control parental, con las TIC y la educación vía internet, smartphones y tablets, contacta con nosotros aquí.