Una investigación sugiere que Instagram es la red social con más ciberbullying

 

Patricia Peyró @kontrolparental

Instagram es la red social más popular entre los jóvenes. Tal vez por eso es también la plataforma en la que se practica el ciberbullying con más asiduidad, por encima de Facebook y de Snapchat.  Estas son las conclusiones del último informe de la ONG inglesa Ditch The Label, encomendada al estudio del acoso escolar, del ciberacoso, así como a la protección de las víctimas.

La encuesta realizada a más de diez mil niños entre 12 y 20 años refleja que el 7 por ciento de los usuarios de esta red social manifiesta haber padecido algún tipo de ciberacoso, frente al 6 por ciento de Facebook y el 5 por ciento de Snapchat.

Instagram se ha convertido en el instrumento on-line más usado para lanzar comentarios ofensivos hacia otros.

¿Cuándo es o no ciberbullying?

Está claro que la sensibilidad es una variable subjetiva y que, lo que para unos resulta hiriente, para otros no significa nada ni despierta siquiera una respuesta emocional negativa.  Así y todo, respecto a los comentarios de Instagram y los vertidos en las redes sociales, en general, sí que existe un cierto consenso a la hora de definir el tipo de mensajes que constituyen en sí mismos un acto de ciberbullying.  Desde Ditch the Label así lo aseguran, estipulando la existencia del ciberacoso cuando sucede bajo alguno de estos términos:

-Enviar alguna captura de pantalla sobre el estatus de alguien con el fin de reírse.

-“Trolear” a alguien en algún videojuego on-line.

-Darle a Like o compartir alguna imagen para burlarse de una persona.

-Hacer algo para molestar deliberadamente a alguien on-line.

-Enviar algún mensaje desagradable u ofensivo, en privado o públicamente a alguien que se conoce off-line.

-Crear un perfil falso con el que poder insultar u ofender a otro

El informe Ditch The Label se realiza cada año a través de la realización de encuestas sobre la vivencia de bullying a miles de niños y jóvenes

¿Cómo reportar en Instagram?

La plataforma de fotografías cada vez es más consciente de los problemas generados por el acoso a través de los comentarios vertidos en su red social, no sólo a los usuarios sino también por la propia imagen que genera de ellos mismos.  Por esta razón Instagram posibilita la denuncia de contenidos inapropiados.

Para reportar alguna imagen o acción abusiva, basta con posicionarse sobre las opciones de la foto, entra las que se encuentra el “Reportar”.  Una vez seleccionada, habrás de indicar si es “spam” o si es simplemente un contenido “inapropiado”.

Filtros para detectar el abuso

Al margen de que el usuario pueda denunciar por sí mismo, Instagram puso desde el año pasado algunas nuevas funcionalidades a nivel interno que detectan cierto tipo de abusos.  La idea es filtrar de forma automática los comentarios negativos considerados como ciberbullying. Si bien comenzó filtrando los mensajes tóxicos, recientemente está aumentado el espectro de actuación también a comentarios con contenido amenazante o hiriente respecto a la imagen de otra persona.

Los últimos avances de Instagram para detener el ciberacoso permiten a cada usuario activar o desactivar los filtros de protección, en función de que se sientan o no vulnerables a padecer acoso en la red.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

troll imagen cp

El nuevo troll vive en internet y se alimenta de la discordia que siembra entre los demás

Por Patricia Peyró

Con el desarrollo de internet nacen nuevas figuras, algunas de nombres tan “fantásticos” como los “trolls”, los malvados y enormes seres inventados por el escritor británico J.R.R. Tolkien que sembraban el terror entre las criaturas de su hábitat y tienen su origen en la mitología nórdica. Pero, ¿quién es el nuevo troll?

Los trolls del siglo XXI no viven en bosques ni cavernas, sino en internet, y se alimentan de generar discordia entre los usuarios.  Comparten con el original algunas características como la maldad, ya que se dedican a polemizar y a generar desavenencias y mal ambiente entre los distintos foros y comunidades virtuales.

CÓMO IDENTIFICAR UN TROLL DE INTERNET

La detección de trolls en internet no es complicada si se conocen su “modus operandi” y su tipo de manifestaciones:

-Se mueven en foros, chats y comunidades como Twitter y Facebook

-Generan provocación y ofensa hacia los individuos de esa comunidad

-Buscan una respuesta emocional con mensajes polémicos y no constructivos

¿QUÉ PERSIGUE UN TROLL?

“Con toda seguridad persigue llamar esa atención que no consigue en la vida real y por ello busca fuentes en las que encontrar notoriedad, sin importarle el modo de conseguirlo”, explica Belén Panadero, psicóloga de orientación dinámica. Detrás de este comportamiento también existe un deseo manifiesto de herir a los demás. “El troll encuentra su poder haciendo daño al otro, lo que le produce una sensación de placer que nos hace pensar en personalidades psicopáticas que se manifiestan, en este caso, en un entorno social” “La falta de empatía es una de las características de este tipo de personas”

Los trolls provocan la ira en foros y chats

Su motivación intrínseca es hacer enfadar a los demás para así sentirse fuertes.

Conviene prevenir a los adolescentes de los trolls

Los trolls no dejan de ser un tipo de acosadores sobre los que hay que prevenir a los adolescentes, especialmente vulnerables al asedio por no tener aún la madurez suficiente para confrontar la agresividad de los mensajes

COMPORTAMIENTO TÍPICO

Como buen sociópata, sus valores son distintos a los de los demás, y por esta misma razón en ellos no aplican los condicionamientos sociales que los demás tenemos, como el respeto y las normas de convivencia. Ellos, en cambio, son inmunes a los discursos morales o a cualquier argumento o crítica lógica con la que se pretenda rebatir sus acciones.

CÓMO COMBATIRLOS

Partiendo de la base de que los trolls se alimentan del enojo y de la ira o desconcierto que producen, sólo hay dos posibles vías para terminar con ellos: la primera pasa por ignorar sus comentarios, y la segunda es todavía mejor solución: bloquearlos.

Los trolls se alimentan del enfado de los demás

No alimentar al trol es una de las principales consignas para hacerlo desaparecer: es decir, no hay que hacerle caso ni darle “cuartelillo”

El anonimato facilita la aparición de trolls

El troll se refugia en el anonimato de su teclado, desde el que ataca sin pudor