Patricia Peyró @kontrolparental

¿Tu hijo ya tiene un Smartphone o estás pensando en facilitárselo? Un reciente estudio revela la relación entre tener teléfono y el riesgo de ciberbullying cuando se trata de niños pequeños.

En Navidad son muchos los padres que se decantan por la tecnología para regalar a sus hijos.  Los niños, por su parte, aprovechan para pedirse el codiciado móvil que ya tienen la mayoría de sus amigos.  Sólo de este modo se sentirán «niños normales» y socialmente integrados entre sus grupos de pares.   Esta petición se suele producir a partir de los ocho años, momento en el que los niños son todavía muy pequeños.  Es por ello que debemos replantearnos lo de regalarles el móvil, ya que  su adecuación para los niños pequeños es discutible.  Ejemplo de ello es que, el tener un smartphone es un componente de riesgo de padecer o cometer ciberbullying o ciberacoso.

ciber bullying

Cuanto más joven es el niño con móvil, más probabilidad de que le ciberacosen, en parte por su falta de experiencia y madurez para procesar los mensajes

Un estudio realizado en  la Bridgewater State University de Massachussets así lo ha puesto de manifiesto tras encuestar a lo largo de dos años a más de 4500 niños de entre ocho y once años de los cursos correspondientes a tercero, cuarto y quinto de primaria, de los cuales prácticamente la mitad indicaron estar en posesión de un teléfono móvil.

student-1397451_640

Los pequeños con móvil también son más proclives a ciberacosar que otros niños sin móvil

La posesión del móvil favorece una mayor exposición, y por ello, aumenta el riesgo de que los niños se pongan en la diana de comentarios, fotos o etiquetados, para bien o para mal.  Por otro lado, y según señalan desde esta universidad de Massachusets, se genera también una influencia conductual en el niño, que se vuelve más impulsivo para crear mensajes o contestarlos.  cp-telefono-ayuda-672xXx80

Casi el diez por ciento de los chavales encuestados en el estudio indicó haber sufrido ciberbullying.

Una de las razones por las que los padres facilitamos el móvil a nuestros hijos más pequeños es, precisamente, por pensar que contribuimos a su seguridad.  Sin embargo, algunos expertos son contrarios a esta opinión y afirman que el riesgo de ciberacoso no sólo se produce en la adolescencia.  De hecho, se inicia mucho antes. Por este motivo,  la directora de la investigación, la doctora Elizabeth K. Englander nos invita a reflexionar sobre las dos caras de tener móvil:  la segura y que nos permite comunicarnos con nuestro hijo además de geolocalizarlo, y la que le pone en peligro como un foco para el hostigamiento por parte de otros niños.

El ciberacoso  tiene efectos emocionales muy graves para sus víctimas, impidiendo una tranquilidad y desarrollo emocional sano necesarios para su evolución tanto vital como académica.  Asimismo está asociado  con el riesgo de suicidio, al igual que el acoso escolar cara a cara.

Más información sobre el estudio, aquí.

 

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.