Patricia Peyró @kontrolparental

Tal y como intuíamos, existe una relación real entre las conductas antisociales y la resolución de conflictos con el acoso escolar, tanto es su forma presencial como tecnológica. Así lo expresa un estudio realizado por Maite Garaigordobil, de la Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco y publicada en Psychsocial Intervention del Colegio Oficial de Psicólogos.

Para llegar a estas conclusiones se contó con la participación de algo más de tres mil niños de 12 a 18 años del País Vasco, a los que se evaluaron con diferentes tests las siguientes variables: conducta antisocial, bullying/cyberbullying y resolución de conflictos.

bullying niños 2

Los niños más antisociales son más propensos de participar en alguno de los roles del acoso escolar 

La revisión de trabajos científicos anteriores llevaban a la Garigordobil y su equipo a sostener dos hipótesis:

– Por un lado, que los participantes con altas puntuaciones en conducta antisocial estarían más implicados en situaciones de bullying/cyberbullying en todos sus roles (víctima, agresor y observador)

– Por otro, que los participantes con altas puntuaciones en conducta antisocial utilizarían menos estrategias cooperativas y más estrategias negativas, tanto pasivas como agresivas, para resolver conflictos interpersonales.

niñas bullying 1

Las niñas antisociales son agresivas, pero también utilizan estrategias cooperativas para superar conflictos sociales

Estas fueron las conclusiones: Los adolescentes y jóvenes de ambos sexos con altas puntuaciones en conducta antisocial estaban significativamente más implicados en situaciones de bullying y ciberbullying en todos sus roles (víctimas, agresores y observadores) y usaban significativamente más estrategias agresivas como técnicas de resolución de conflictos interpersonales que los niños que no presentaban indicios de conducta antisocial.

Diferencias por sexos

Si bien se descubrió que los jóvenes y adolescentes de ambos sexos que puntuaban alto en conducta antisocial utilizaban en mayor medida estrategias agresivas para resolver sus conflictos sociales, estas mujeres en concreto también utilizaban muchas estrategias cooperativas para resolver los roces sociales.

Por consiguiente, la hipótesis 2 se cumple sólo parcialmente, ya que no se constata que aquellos que tienen mucha conducta antisocial utilicen significativamente más estrategias pasivas y menos cooperativas para resolver conflictos interpersonales, sólo que las mujeres antisociales, además de conductas agresivas, también utilizan significativamente más estrategias de resolución de conflictos cooperativas.

niños bullying 3

La conducta antisocial y el ciberbullying

Si bien todo el análisis pormenorizado entre los diferentes grados de conducta antisocial y la participación en los distintos roles del acoso y del ciberacoso fue en la dirección de apoyar esta correlación positiva, para el caso del ciberbullying fue especialmente acusada en los siguientes casos:

-En agresores y ciberagresores, hallándose un alto porcentaje de estos con altos niveles de conducta antisocial versus los no-agresores/no-ciberagresores

-En cibervíctimas y ciberobservadores, con porcentajes bastante más altos al compararlos con los que nunca habían sido cibervíctimas ni ciberobservadores.

Niños antisociales, adultos conflictivos

Estudios anteriores de Garaigordobil y su equipo van en la dirección de probar la falta de adaptación de los adultos que en su día fueron niños antisociales, mostrando algún tipo de desajuste en la vida adulta. Es más: incluso la conducta antisocial de los primeros años de vida es un factor predictor de delincuencia y conducta antisocial en la edad adulta, según constataron los investigadores López-López y López-Soler en investigaciones anteriores.

Accede al estudio completo aquí

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

Patricia Peyró @kontrolparental

La creciente preocupación que despierta el acoso escolar en la comunidad educativa se hace ver en un número cada vez mayor de estudios científicos y multiprofesionales. El Colegio Oficial de Psicólogos, junto con la Fundación ATRESMEDIA, se unen a esta tendencia de investigación y presentan un informe sobre los desajustes psicológicos que deja el bullying en las víctimas.

El estudio presenta un análisis evolutivo desde la educación primaria hasta la secundaria, realizado por los Departamentos de Metodología de las Ciencias del Comportamiento, y Psicología Evolutiva y de la Educación de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. En él se analiza la asociación entre diferentes tipos de victimización y los factores relacionados con dificultades socioemocionales de niños y adolescentes. Sus autores, Javier Martín Babarro, Eduardo Ruiz Espinosa y Rosario Martínez Arias avalan el rigor de un estudio de interés tanto para padres como para la comunidad escolar.

bullying-estudio-2

Los problemas de desajuste psicológico en las víctimas de acoso escolar son mayores en las chicas respecto a los chicos

Acoso escolar: estudios e investigación

¿Cómo influye la victimización sobre el desajuste psicológico de las víctimas? Hasta la fecha, la mayor parte de los estudios realizados a nivel nacional e internacional sobre el vínculo entre el desajuste psicológico y la victimización en el acoso escolar han centrado su objeto de análisis en factores muy concretos, utilizando muestras poco numerosas o bien rangos de edad reducidos. En esta nueva aproximación se basan en el análisis de muestras más amplias, de forma que se determine mejor la influencia del nivel educativo, el género y otros factores clínicos:  Una muestra de casi 1800 estudiantes pertenecientes a 10 centros educativos de la Comunidad Autónoma de Madrid y con un rango de edad comprendido desde los 9 hasta los 16 años ha sido el objeto de un estudio en el que se midieron las siguientes variables en relación al acoso escolar:

-La internalización o la externalización de las emociones del niño: ¿es introvertido o extrovertido a la hora de expresar su angustia?

-Las dificultades asociadas a la conducta alimentaria: ¿cuál es la relación entre los diversos tipos de victimización con las dificultades de la conducta alimentaria, como son la falta de control con la comida, la preocupación por el peso y el perfeccionismo?

-El uso problemático de nuevas tecnologías, fundamentalmente traducido en el abuso o compulsividad en el uso del móvil, de internet y/o de los videojuegos.

bullying-estudio-4

La obsesión por la delgadez y el aspecto físico desencadenan comportamientos de acoso escolar

Los alumnos de primaria, más vulnerables

Los resultados determinaron que el nivel de educación primaria tanto en niños como en niñas se mostró como la etapa educativa con mayor vulnerabilidad ante la victimización. Esto incide en la necesidad de desarrollar un mayor número de programas y protocolos de actuación para prevenir e intervenir durante esta etapa, según concluyeron los autores.

bullying-estudio-1

Las conductas de victimización y agresión en el acoso escolar alcanzan su nivel más elevado durante la preadolescencia

Los niveles de victimización física y social mostraron una disminución a lo largo de las etapas educativas de primaria y secundaria, mientras que por el contrario, la mayoría de los factores sobre internalización, externalización y conducta alimentaria mostraron un aumento en sus puntuaciones a lo largo de dichas etapas. Los factores de internalización frente a otros grupos de factores, mostraron una vinculación más acentuada con la victimización. Los análisis también revelaron una mayor asociación entre la victimización y desajuste psicológico durante la etapa de educación primaria. Por último, la dificultades asociadas a la conducta alimentaria y el uso problemático de nuevas tecnologías no mostraron una vinculación evidente con la victimización en el acoso escolar.

Puedes ver el estudio completo aquí