Existen dos perfiles de padres, los que fomentan una educación permisiva o restrictiva en TIC

Patricia Peyró @kontrolparental

Antes que padres hemos sido niños, y por eso sabemos que las prohibiciones fastidian tanto que suelen generar el efecto contrario:  la desobediencia infantil, o el que hagan justo lo contrario que se ha pedido.  En psicología eso tiene nombre, y se conoce como “intención paradójica”.  Por otro lado, también sabemos que nuestros padres hicieron bien en ponernos límites.  Aunque en su momento no lo comprendiéramos, ahora lo agradecemos.  Esta dicotomía no sólo parece eterna, sino que lo es, y se reproduce en las diferentes generaciones. En nuestros días, y cuando hablamos de internet, se traduciría en elegir entre una educación permisiva o restrictiva en TIC.

La educación permisiva autoriza el uso de internet a través de la supervisión y el control parental

La presencia en sus vidas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, más conocidas como TIC, hace necesario ponerse en la piel o en la cabeza de un niño que no ha conocido un mundo sin internet cuando se trata de educarles tanto en casa como en las escuelas. Por esta razón debemos incorporar internet como una parte más de su educación, sopesando los pros y los contras entre una educación permisiva o restrictiva en TIC.  Puestos a elegir, ninguna de las dos opciones es mejor que la otra, sino que el éxito estará precisamente en encontrar un término medio entre los dos lados de la balanza.

La educación restrictiva se centra en establecer prohibiciones en el uso de internet

La mejor estrategia depende de varios factores

No es fácil decidir entre si es mejor una educación permisiva o restrictiva en TIC precisamente porque no deberíamos elegir, sino emplear una u otra en función de varios factores.

-La edad del niño va a determinar sus conocimientos y destrezas online.  Cuando son pequeños deberemos ser muy restrictivos en el sentido de no permitirles su uso sin una supervisión directa. Cuando son más mayores, y a medida que aumentan su destreza online, necesitarán más libertad y nos obligará a aprender a nosotros también.

Madurez emocional. El impacto que puedan tener ciertas imágenes o mensajes en ellos va a depender de su grado de madurez.  Como padres podremos restringir los accesos en función de esta madurez y haciendo uso de los filtros de control parental.  Los niños no actúan igual cuando hay un adulto delante, por lo que en sus primeros pasos con internet siempre debemos estar ahí para supervisar e ir contestando sus dudas y preguntas

 

El diálogo propio de la educación permisiva dará confianza al niño para que nos transmita sus dudas o dificultades

Riesgos implicados.  A mayor destreza, más riesgo habrá de cruzar ciertas líneas peligrosas, algo muy relacionado también con la edad. A medida que crecen habrá que explicarles los riesgos que asumen en internet para que sepan tanto evitarlos como confrontarlos en caso de que se produzcan.

Para evitar riesgos es positivo poner límites al uso estableciendo normas bien definidas y exigiendo al niño y adolescente que las cumpla. Así evitaremos sustos y problemas frecuentes como el ciberbullying y podremos vislumbrar el acoso escolar para así poder ejercer medidas eficaces para detectar el bullying.

Demanda de privacidad.  No es lo mismo mirar los mensajes a un niño que a un adolescente.  En este último caso debemos respetar ciertos límites de privacidad, ejerciendo la supervisión estrictamente necesaria para garantizar su seguridad, pero respetando su vida privada.

Algunas medidas restrictivas serán, por ejemplo, establecer una edad para tener el primer móvil, definir el tiempo de uso permitido y el tipo de contenido o servicios a los que pueden acceder

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir

 

El canal de YouTube de Pantallas Amigas tiene un éxito sin precedentes convirtiendo a la plataforma de ciberseguridad en líder en su sector.

Patricia Peyró @kontrolparental

A poco que a uno le interese ejercer un control parental responsable en la educación tecnológica de sus hijos, acabará por descubrir el portal de Pantallas Amigas  y se quedará para siempre con esta referencia.  A su trabajo divulgativo a través de su página web se ha unido siempre la comunicación de contenidos audiovisuales a través de los vídeos de su canal de YouTube.

Pantallas Amigas constituye el mayor canal seguridad, salud y ciudadanía digital y es un auténtico referente sobre el tema en divulgación en español.  Tras sus 12 años de trayectoria, ahora tienen algo importante que celebrar:  el éxito sin precedentes de su canal de YouTube, que ya supera los 50 millones de visualizaciones.

 

PantallasAmigas es un referente de confianza en el mundo de habla hispana. Ya son 12 años de trabajo e innovación para garantizar los derechos de la infancia y adolescencia en el ámbito digital

 

Especializados en Seguridad en Internet y Ciudadanía Digital del mundo

Sus vídeos han dado la vuelta al mundo y ya cuentan con más de 110.000 suscriptores. A pesar de que se tienen las cifras medidas y estipuladas por el propio YouTube (contabilizadas en más de 20.000 a finales de abril de 2018), las visualizaciones de los vídeos mucho mayores.   En realidad son incalculables, ya que, al margen de YouTube, se utilizan a parte en diferentes medios de comunicación, y son habitualmente descargados para su uso en presentaciones grupales formativas y de sensibilización a distintos colectivos.

Pioneros en este tipo de contenido multimedia

Además de ser pioneros, parte del éxito de los vídeos de concienciación sobre los riesgos que suponen Internet y las nuevas tecnologías alcanzado por esta plataforma digital se debe a la originalidad de sus vídeos.  Sus presentaciones son siempre oportunas y de buen gusto, a pesar de tratar temas tan espinosos como el ciberbullying, el grooming, la ciberviolencia de género, el sexting o la sextorsión.

Cualquier tema susceptible a la ciberseguridad será también un asunto que Pantallas Amigas llevará, antes o después, a la pantalla de su propio canal de YouTube.  Además de estos temas destinados fundamentalmente a la protección de abusos hacia el menor, la plataforma trata el tema de las “adicciones digitales” o el abuso de los dispositivos, las redes sociales y la vida online, en general.

Los buenos resultados del canal de Youtube de Pantallas amigas sugieren que a la gran mayoría de nosotros nos interesa la ciberseguridad en Internet y la ciberciudadanía. Por esa razón entre su público hay de todo tipo de edad y también muchos niños.

Favorito de los niños

El formato sencillo de sus vídeos con mensajes cortos y concisos pero muy directos tiene gran calado en los niños, que aprecian positivamente tanto la falta de dramatismo y los guiños de humor.   No obstante, son vídeos destinados no sólo a niños, sino también a adultos interesados en informarse sobre el buen uso de las TIC.

Desde Pantallas Amigas se consideran un punto de encuentro “donde se pide ayuda y se dan las gracias, donde acuden personas menores de edad, pero también sus padres, madres y educadores, dejando comentarios en el propio canal de YouTube”.

 

El pasado mes de abril, Pantallas amigas fue galardonada por Google, que la otorgaba el  Botón de Plata de YouTube tras haber superado los más de 100.000 suscriptores en su canal.

 

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

cp contrato

Hacer un buen uso del móvil a través de un contrato con el menor, con la idea de educar y proteger

 

Patricia Peyró @kontrolparental

Recientemente, y tras celebrarse el Día Mundial de Internet , la Policía Nacional ha lanzado a través de la red social Twitter un consejo que ha generado cierto revuelo: el uso de smartphones y tablets por los menores de edad debería estar regulado por contrato.

Se trataría de un contrato privado que afectaría a los menores de 13 años con el que se pretendería regular el buen uso de los dispositivos y gadgets presentes en el hogar, minimizando de este modo los riesgos vinculados a un uso temprano. Las cláusulas del contrato-tipo recomendado por la policía, cuyas intervenciones en Twitter son bien conocidas porque suelen ser simpáticas, están cargadas de sentido común e inciden en el control parental.

Los españoles usamos Apps y compartimos noticias vía whatsapp

La edad media de adquisición de un primer teléfono móvil se establece en los 11 años, aunque el inicio es a partir de los 6.

Una nueva película imprescindible para los interesados en la psicología relacionada con la era digital

Una nueva película imprescindible para los interesados en la psicología relacionada con la era digital

El contrato pretende ser una guía privada y flexible a medida que el niño se vaya haciendo mayor.  La consigna es el control parental, no “fiscalizar al menor”, como sucediera en la película Hombres, Mujeres y Niños de Jason Reitman.

Este es el resumen de las normas que se deben pactar de común acuerdo entre padres e hijos:

  1. El dispositivo se comprará conjuntamente con el hijo, para que conozca aspectos como la garantía o datos de interés como los accesos de seguridad como el PUK.
  2. La configuración e instalación de aplicaciones y programas se harán con el niño para que aprenda.
  3. Los primeros usos se harán monitorizados por el padre.
  4. El padre instalará los filtros y medidas de control parental oportunos para la edad del chico.
  5. El niño se comprometerá a usar el dispositivo siguiendo las normas establecidas por sus padres y centro escolar.
  6. Habrá de adaptarse a los horarios y lugares establecidos para su utilización
  7. Los códigos de acceso serán conocidos siempre por el progenitor hasta que el niño sea algo más mayor.
  8. Los padres deben supervisar, no “cotillear” las conversaciones y respetar la privacidad de su hijo.
  9. La supervisión será más intensa al principio en la medida en que el niño vaya aprendiendo.
  10. Las redes sociales se permitirán a partir de la edad recomendada, que se encuentra en los 13 años.
  11. El niño no añadirá a desconocidos o entablará contactos con personas extrañas .
  12. Si surgen dudas, los padres deben estar a disposición del menor para resolvérselas y si hubiera algún acoso podrían contactar con la policía.
  13. El joven no compartirá fotos comprometidas o inapropiadas. Sus padres le explicarán estas cuestiones LINK
  14. Se prohibirá expresamente el uso del móvil al irse a la cama.
  15. El nuevo usuario no usará el dispositivo para insultar o acosar a otros niños.
  16. No compartirá contenido ofensivo.
  17. Sus padres le explicarán los riesgos de ciertos juegos y Apps.
  18. Hay un compromiso de cumplir todas estas cláusulas por parte del joven usuario.
  19. El niño atenderá a las llamadas de sus padres al móvil.
  20. Evitará adicciones, en una actitud de “controlar la tecnología”, en lugar de que “la tecnología le controle a él.”