Las empresas tienen nuestros datos porque, básicamente, nosotros se los hemos dado.  De nada sirve lamentarse o asustarse por la oleada de mails sobre el tema.  Lo que hay que hacer es darse cuenta de ello, no facilitar nuestros datos a la ligera, y explicarles a los niños la importancia del tema para evitar riesgos innecesarios.  De este modo aplicaremos la protección de datos desde el hogar.

Patricia Peyró @kontrolparental

La filtración de datos a través de Facebook ha hecho que cambiemos nuestra percepción del asunto

A estas alturas, y tras la entrada en vigor de las nuevas Reglas Generales de Protección de Datos (RGPD) el pasado 25 de mayo, es posible que ya tengas tu correo colapsado de mails sobre el tema.  Aunque ha habido mucha confusión por parte de las empresas y entidades que expiden regularmente newsletter sobre lo que había y no había que hacer, y “por si acaso” se han puesto a mandarnos mails a todos como locos, los usuarios nos hemos visto afectados de varias maneras:

-Nos hemos sentido abrumados por tal avalancha de mails.

-Hemos tomado conciencia de la cantidad de empresas que cuentan con datos nuestros.  Y de muchas de ellas, ni nos acordábamos.

-Vemos que internet ha convertido la sociedad actual en una ‘sociedad de datos’, en la que los millones de datos generados cada día tienen un valor incalculable para la toma de decisiones de empresas e instituciones.

Empresas como WhatsApp han comenzado a sensibilizarse muy especialmente respecto a la protección de datos de los usuarios menores de edad

Las consecuencias de la hiperconectividad

El móvil, la pulsera de fitness, el coche conectado a Internet… En la actualidad, vivimos hiperconectados dentro de un mundo digital donde todo comportamiento deja una huella. Generamos datos al interactuar en redes sociales o al usar el navegador pero también mientras utilizamos miles de aplicaciones gratuitas en las que el precio que pagamos realmente son nuestros datos. Sin embargo, aunque se ha hablado mucho del alto valor que tienen, los datos en sí mismos no son tan interesantes.  Lo que los convierte en valiosos son el uso que se puede hacer de ellos.

“Las empresas nos ofrecen servicios ‘gratuitos’ como una cuenta de correo o una app de gestión financiera en los que el pago real son nuestros datos. Cada uno debe decidir si quiere o no pagar ese precio, por lo que las empresas deben ser más transparentes especificando estas contraprestaciones y el usuario debe informarse sobre qué datos van a obtener de él”, destaca David Manero,  científico de datos e instructor en la academia online Udemy, con más de 20 millones de usuarios en todo el mundo.

Las personas generamos toneladas de datos al usar redes sociales, aplicaciones gratuitas o simplemente cuando buscamos algo en Internet

Evita el “escape” de datos por parte de los niños

Los niños también utilizan internet, y en este caso se convierten en una fuente de información poco controlada que deja el niño sobre sí mismo respecto a sus datos personales, actividad habitual e imágenes personales. Es responsabilidad de los padres controlar la actividad de sus hijos en las diferentes aplicaciones de internet para evitar sus amenazas y peligros:

-Captación de los niños por parte de adultos con fines ilícitos como el grooming

-Acceso a contenidos inapropiados (sexuales o violentos, por ejemplo) por haber generado ciertas cookies

-Robo de número de tarjetas de crédito o datos sensibles

-Obtención de información sobre la geolocalización y patrones habituales que predicen su ubicación

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

 

Patricia Peyró @kontrolparental

Con el nacimiento de internet ha surgido un buen problema para los padres: desde la tranquilidad del hogar, y pensando que nuestros hijos están a salvo dentro de su habitación, lo cierto es que podrían estar expuestos a amenazas o a relaciones potencialmente comprometidas. Para evitarlas y para generar los mecanismos de reacción apropiados en los propios niños en caso de producirse un caso de sextorsión, Europol ha lanzado la campaña ¡Dí no! junto a los cuerpos de seguridad de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Los padres tendemos a despreocuparnos cuando sabemos que los niños están en casa y se encuentran tranquilos en el entorno doméstico: unas veces están viendo la tele, otras jugando con sus juguetes, otras muchas usando internet o dispositivos como la tablet o el Smartphone… Pero, ¿sabemos realmente lo que están haciendo nuestros hijos? Una de las nuevas amenazas de internet se encuentran en la extorsión sexual y el sexting, nuevas formas de chantaje a niños y adolescentes sin la suficiente madurez como para gestionarlo bien y a tiempo.

Los padres no podemos despreocuparnos cuando los niños están metidos en su habitación usando internet, ya que la red está llena de depredadores a la caza de víctimas inocentes

Así funciona la sextorsión

El modus operandi suele ser siempre el mismo: una persona malintencionada contacta con un joven, se gana su confianza, y a continuación le pide imágenes comprometidas de carácter sexual. Las víctimas suelen ser niñas más que niños, y los agresores a menudo son adultos incurriendo en la práctica del grooming. Aunque, a la hora de engañar y pedir fotos y vídeos sexuales, los propios adolescentes pueden hacérselo entre sí, estando sus intenciones más vinculadas a la práctica del ciberbullying mediente la divulgación de las fotos en el entorno escolar.
¡Dí no! Una campaña para prevenir y actuar

La campaña de concienciación social y familiar es, por un lado, informativa:  Ilustra las fórmulas empleadas por los ciberdelincuentes para hacer contacto con los jóvenes. Fundamentalmente lo harán mediante chats de mensajería instantánea y redes sociales. Con esta información los jóvenes serán capaces de identificar a los agresores. Por otro lado, les ofrece las pautas de cómo poner fin a una relación potencialmente peligrosa.

El vídeo lanza un mensaje muy claro directamente dirigido a los adolescentes: “Estas historias son reales. Hay criminales que quieren obtener material sexual o dinero de ti. Tu vida está online. Protégela”.

En este sentido, la campaña es muy acertada: es importante que el mensaje sea dirigido a los jóvenes dado que, en última instancia, serán ellos los que se enfrenten a una situación similar, y lo harán estando solos. Por más que los padres sepamos que les puede pasar y les advirtamos, serán ellos los que deban tener las herramientas y el conocimiento para hacerlo parar. El que no llegue a más va a depender de ellos. Por ello hay que ayudarles a que tomen la decisión adecuada, llegado el momento.

La campaña ¡Dí no!, con una versión en español, está compuesta de material audiovisual y de otro material gráfico en forma de cómics.

¿Cómo actuar si se conoce un caso?
En caso de suceder, lo mejor es denunciarlo ante los departamentos especializados de los cuerpos de seguridad del estado. Tanto niños como adultos podrán contactar con la Policía Nacional y con la Guardia Civil.

Puedes descargarte recursos en español sobre la campaña a través de Internet Segura For Kids (is4k ) aquí

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

Patricia Peyró @kontrolparental

No es ningún secreto:  las nuevas tecnologías son una potencial fuente de estrés tanto para los adultos como para los niños. El aumento de las horas que pasamos frente al móvil, junto con la posibilidad del anonimato que ofrecen las redes sociales hace que los casos de aislamiento y cyberbulling, entre otros, hayan proliferado en pocos años. (más…)

Nace Parental Click, una App creada por un abogado para denunciar el bullying que tiene validez legal a si el asunto llegara a los tribunales.

Patricia Peyró @kontrolparental

Cada vez parece más claro que el bullying no es cosa de niños, sino también de maestros, padres y directores de escuela. Prueba de ello es que cometer acoso escolar está prohibido por la ley. Esto significa que las figuras implicadas en un asunto de acoso escolar podrían recibir una denuncia por lo penal, tener que pagar indemnizaciones millonarias o incluso ir a la cárcel. Aunque ya ha habido algunos casos de profesores o miembros de la directiva escolar imputados, además de pequeñas condenas a niños bully a través de trabajos sociales, todavía estamos lejos de haber conseguido tomar conciencia social de los aspectos y riesgos legales implicados a la hora de cometer o consentir el bullying.

cp-telefono-ayuda-672xXx80

Os hemos hablado de algunas aplicaciones para denunciar el acoso escolar, como la App de NACE o la de Dinantia  , que garantiza el anonimato, pero Parental Click incorpora toda una novedad: el aspecto legal a la denuncia.

Ha sido ideado por Pedro Valle, un abogado español quien, consciente del vacío legal existente, junto con expertos en psicología infantil y juvenil del grupo Psiconueve  y la consultora tecnológica Grupo Hasten, se ha embarcado en la aventura de crear una aplicación basada en la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Parental click App

Para que sea legal y funcione, los niños tienen que conocer el alcance de la supervisión parental: de no hacerlo así el niño podría apagar el móvil o no llevarlo consigo.

Para poderse utilizar legalmente a la hora de aportar pruebas, se tiene que descargar en el dispositivo del niño con su consentimiento, para no vulnerar sus derechos a la intimidad. La idea es recopilar pruebas que puedan considerarse procesalmente legítimas a la hora de llegar a un juicio.

Actúa bajo un sistema legal porque combina los tres elementos jurídicos indispensables: Patria potestad, interés superior del menor y consentimiento válido del menor.

smartphone-2271722_640

En su fórmula Premium, Parental Click actúa también sobre las redes sociales protegiendo su reputación on-line

Estas son las características de Parental Click:

– Actúa como una herramienta preventiva en la difusión de imágenes inapropiadas o que pudieran resultar ofensivas o hirientes.

– Permite a padres pactar los límites del uso del móvil con su hijo, estableciendo unas normas claras.

– Tu hijo sabrá lo que está compartiendo contigo en todo momento, aunque en situaciones puntuales de alto riesgo podrías observar su actividad en modo oculto sin infringir la ley.

-Puedes configurar las opciones de control parental en función de la madurez de tu hijo.

desperate-2293377_640

Parental Click es la primera App para denunciar el bullying aportando validez jurídica. ¿Conseguiremos acabar con él?

Procedimiento sencillo y con una propuesta gratuita

El sistema es muy sencillo una vez los padres realizan el registro en su página web, eligiendo la modalidad de servicio de control parental contratada. La contratación es anual y permite realizar consultas y participar en debates y foros de forma anónima y gratuita.

La información que conseguiremos será muy valiosa, relativa al contenido de sus fotos y vídeo, además del historial de llamadas, registro de navegación y contactos de la agenda, nuevos y eliminados.

La App incluye la función “Botón del fuerte” para activar, de forma inmediata, el sistema de geolocalización y grabación con sonido e imágenes, siendo esto muy últil para poder conseguir pruebas que serán consideradas legítimas en un juicio.

Más información, aquí

¿Quieres darte a conocer?  Si tienes una App o sitio web relacionada con el control parental, con las TIC y la educación vía internet, smartphones y tablets, contacta con nosotros aquí.

Patricia Peyró @kontrolparental

Hace apenas dos meses, Álvaro Nadal, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital presentaba el Centro de Seguridad en Internet para menores Secura for Kids IS4K: una plataforma virtual destinada a fomentar la protección en internet para menores de edad.

Teniendo como principal cometido la promoción de la seguridad del menor, IS4K está destinado, sin embargo, a todos los públicos, y no sólo a menores, teniendo en cuenta que los adultos son los primeros que deberían conocer los peligros de la web para poderlos transmitir a los menores. Así, ofrece un buen servicio de ayuda y asesoramiento a jóvenes, familias y educadores, con el fin de reducir la disponibilidad de contenido ilegal, criminal o perjudicial para el menor.

Los niños son las víctimas más vulnerables de internet

Los pequeños de la casa han nacido con internet y se manejan como pez en el agua con el lenguaje digital y táctil. Sin embargo, también son los más vulnerables a la hora de recibir abusos o engaños a través de la red. Problemas como el ciberbullying, el grooming o la sextorsión, así como la divulgación de material relacionada con el abuso sexual infantil se dan cita en un entorno abierto a todas las edades y que supone una buena fuente de amenazas para el niño. Esta susceptibilidad ha motivado la creación de IS4K, en lo que pretende ser un portal multifuncional en el que se promueva un uso seguro y responsable, suministrando información y asesoramiento, pero a la vez permitiendo realizar denuncias si fuera necesario.

is4k logo

IS4K se encuentra dentro de un proyecto europeo por la seguridad infantil on line

 

Detrás de IS4K se encuentra varios organismos oficiales: la SESIAD (Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y Agenda Digital), con el soporte de Red.es, y del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad). Además forma parte de la estrategia europea Better Internet for Kids.

Recursos de IS4K

El portal bien merece una buena visita con tiempo, ya que ofrece diferentes recursos con los que prevenir y combatir los males de la red.

Recursos didácticos. El portal cuenta con materiales educativos bien estructurados por temáticas, con una buena propuesta metodológica y diferentes actividades para poner en práctica en las aulas. Las unidades didácticas se pueden descargar de forma gratuita, así como las presentaciones y guiones.

isk4 recursos

Ejemplo de temas que encontraremos: privacidad, normas de etiquetado, ciberacoso o acceso a contenidos apropiados.

 

Programas y Jornadas Escolares que buscan la implicación y formación adecuada de toda la comunidad educativa. Estas jornadas formativas son gratuitas y se proponen a lo largo de toda la geografía española. Los colegios han de solicitarlas con tiempo informándose del calendario y solicitando información por mail en jornadas@menore.osi.es

Información por edades para la mediación parental. Los padres “deberían ser” los primeros formadores en el uso responsable, tratando de evitar las amenazas pero también los abusos en cuanto al tiempo destinado a la utilización de las nuevas tecnologías. A través de IS4K se proponen guías y pautas a seguir por edades, e instrucciones sobre cómo reaccionar en caso de conflicto.

 

isk4 valores

¿Cuánto sabes de internet? ¿Conoces los riesgos a los que se expone tu hijo? Atrévete a realizar este Test de Conocimientos propuesto por IS4K 

 

comecocos_is4k_portada

El juego de comecocos en versión TIC

– Información y acceso a herramientas de control parental y juegos como el de Hackers vs Cybercrook  o el Comecocos de la Ciberseguridad 

-Organización de eventos como CIBERCAMP FAMILIAS, celebrado desde hace varios años, y destinado a ir a pasar una estupenda jornada familiar aprendiendo sobre la seguridad en internet asistiendo a conferencias, talleres y training labs impartidos por los expertos en cada disciplina.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

Cp privacidad RRSS no autorizado

Acceder en las cuentas de los niños sin permiso sólo está justificado por un tema de seguridad

Patricia Peyró @kontrolparental

Cuando se trata de ejercer un control parental responsable, a todos nos puede surgir una misma pregunta: ¿Los padres pueden o deben acceder a las redes sociales de sus hijos? Lo que en edades tempranas se entiende como un acto razonable, a partir de la adolescencia se torna un terreno farragoso.

Dejando al margen las consideraciones de la posibilidad de acceso por disponer de las claves para entrar, hablaríamos de un tema tanto moral como legal: ¿hasta qué punto los padres tienen derecho a meterse en las cuentas o perfiles sociales de sus hijos? ¿Dónde está la frontera entre la actitud de control parental vinculada a la seguridad y la del derecho a la privacidad del menor?

Sin duda es un tema interesante y nuevo sobre el que comienza a haber una legislación. Esto es lo que arroja el Código Penal español, que parece meter en el mismo saco el material virtual, el digital y el físico:

“Aquel que para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales, intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses”.

Cp privacidad RRSS chica

A partir de los 14 años la ley podría penar a los “padres cotillas”

La frontera está en la adolescencia
En el caso de los menores, existe un corte de edad que marca la diferencia: A partir de los 14 años, a los niños se les considera con la madurez suficiente como para hacerse cargo de lo concerniente a sus datos personales.

De acuerdo con la Ley Orgánica de protección de Datos, a partir de esta edad a los niños se les confiere autonomía para autorizar o no el acceso o tratamiento de sus datos, con lo que un niño teóricamente podría denunciar a sus padres por haber accedido sin permiso a sus cuentas.

Casos excepcionales: acoso escolar, sexting o grooming

Las implicaciones de esta ley podrían ir más allá de la molestia que le pueda ocasionar al joven “el cotilleo” de sus padres acerca de su vida privada cuando exista una razón de peso que les lleve a estos a acceder a las cuentas de sus hijos. Hablamos, por ejemplo, del acceso de los padres ante la sospecha de un acoso escolar, de un caso de sexting, o incluso de grooming o intento de captación al niño por parte de un adulto malintencionado o depredador sexual.

Cp privacidad RRSS padre hijo pequeño

La ley, ante todo, procura la protección del menor al margen de los derechos de privacidad

Aunque en estas situaciones las pruebas aportadas por los padres y obtenidas a través del acceso a sus perfiles sociales podrían ser desestimadas por ilegales, algunos casos reales parecen indicar que la ley se pone del lado de los padres en este caso, anteponiendo la seguridad y la obligación de proteger al menor sobre su derecho a la privacidad.

¿Quieres darte a conocer?  Si tienes una App o sitio web relacionada con el control parental, con las TIC y la educación vía internet, smartphones y tablets, contacta con nosotros aquí.