child-1183465_640

Patricia Peyró @kontrolparental

Sacarle información a un niño puede ser una tarea difícil. En primer lugar, tiene que “estar de humor” para contestar; pero además, tiene que prestarnos atención, comprender la pregunta, y quererlo hacer. ¿Qué podemos hacer los padres cuando no conseguimos sacarles prenda?

Existen algunos trucos sencillos para facilitar una conversación con nuestros hijos plagada de información interesante acerca de internet y de sus conocimientos sobre el entorno digital, además de su actividad en las redes sociales.

El arte de preguntar

Una de las primeras consignas que nos dan a los psicólogos antes de ejercer nuestra profesión con niños es a no hacer preguntas que puedan responderse con monosílabos. Esto es así y se puede comprender con un ejemplo. Si les preguntas “de qué color era”, te podrán decir que “creen que rojo, pero no se fijaron bien o que estaba combinado con verde”, y ahí tú sigues preguntando y comienza un diálogo que podrá contener gran cantidad de matices. Si les preguntas “era de color rojo” te dirán “sí” o “no”. Fin de la conversación.

Con las nuevas tecnologías sucede lo mismo. No basta con preguntar de la forma rápida y cómoda, sino que nos interesa mantener su seguridad, para lo cual buscamos respuestas: saber qué es lo que sabe y, sobre todo, qué es lo que hace.

A un niño adolescente no se le aborda igual que a un niño de 6 u 8 años.

A un niño adolescente no se le aborda igual que a un niño de 6 u 8 años.

Los consejos a seguir y las preguntas que debes hacer:

Antes de preguntar, entérate tú
Aunque todos a menudo sentimos que nuestros hijos nos superan, será importante que sepas algo del tema: eso supondrá que tendrás que aprender tú primero, especialmente si pretendes enseñar después.

Dirígete a él en función de su edad
En edades tempranas, hasta los 8 años aproximadamente, nuestro papel será acompañarle en los primeros pasos y guiarlos en la creación de sus primeras “operaciones” en internet, fundamentalmente las sociales y documentales. Nuestras preguntas habrán de centrarse en sus gustos y preferencias, que estarán más centradas en el visionado de vídeos o en el uso de alguna App que incorpore algún juego. Algunas preguntas podrían ser: “¿Qué es lo que más te gusta hacer en el ipad?”, “¿Por qué siempre juegas con X App”?

A partir de los 9 años y comprendiendo todo el periodo preadolescente, los niños ya se mueven como pez en el agua en el entorno digital, y les haremos preguntas en torno a lo que hacen ellos pero también sus amigos, para indagar las tendencias propias de su edad: “¿qué es lo que más y lo que menos te llama la atención de internet y la tecnología”, “¿qué es lo que os gusta usar ahora a todos los niños de tu clase”?, “¿qué estáis aprendiendo en el colegio”?, “¿para qué usáis el móvil?”

learn-977545_640

De 15 años en adelante entramos en pleno apogeo adolescente, momento en que empiezan a interesarse por el sexo y por las redes sociales de una forma más activa. A esta edad dominarán el entorno digital, y precisamente porque se verán seguros, habrá que vigilarlos aún más. Haremos preguntas que nos den información preventiva sobre el bullying o el grooming, y sobre otros hábitos como es la realización de compras on-line. “¿Qué amigos tienes en tus redes sociales?”, “¿alguna vez te ha pedido amistad alguien que no conoces?”, “¿cuál es tu red social favorita?”, “¿alguna vez has dejado tus datos personales en algún sitio?”

Podrás encontrar un listado muy bueno y completo de preguntas concretas en la revista Iwomanish haciendo click aquí.

¿Quieres darte a conocer?  Si tienes una App o sitio web relacionada con el control parental, con las TIC y la educación vía internet, smartphones y tablets, contacta con nosotros aquí.

 

La seguridad de los niños y adolescentes en el entorno de internet ha de tomarse como una “obligación” más de los padres a la hora de educar a sus hijos.

La seguridad de los niños y adolescentes en el entorno de internet ha de tomarse como una “obligación” más de los padres a la hora de educar a sus hijos.

Por Patricia Peyró @kontrolparental

Los niños comienzan a sentirse cómodos y a familiarizarse con el manejo de dispositivos como el ipad a partir de los dos años. Después de esta edad, se convierten en instrumentos de su entorno cotidiano, y van a recurrir a ellas al igual que hacemos los adultos, y emplearlas como herramienta de estudio, de trabajo, de búsqueda de información, y de socialización.

El uso temprano de internet hace necesario programar un plan educativo familiar para preservar la seguridad de los más pequeños. Sin embargo, éste no ha de ser ideado como una clase magistral, sino que debe incorporarse como un aspecto más dentro de la pedagogía del hogar.

Los niños nacen con la cultura de internet

Los niños nacen con la cultura de internet

Aspectos importantes para la seguridad

1. Crear una cultura de seguridad tecnológica en el hogar

Se trata de crear un entorno en el que se hable del tema y generar confianza para que ellos pregunten sintiéndose cómodos. Para conseguirlo será bueno realizar actividades juntos, incorporando el aspecto lúdico al formativo: a la vez que le enseñas y aprende, os divertís y resolvéis juntos las dudas que os vayan surgiendo.

2. Proteger las contraseñas y configurar el control parental del ordenador

Explícales a tus hijos que las contraseñas equivalen a las llaves de casa y son las que garantizan el que nadie traspase esa puerta y entre a “robar”, en este caso datos, información, fotografías… Por ello han de cerrar las sesiones una vez han terminado de navegar. Asimismo es bueno configurar el ordenador para evitar el acceso a sitios de contenido adulto o inapropiados para su edad. En redes sociales y en sitios donde se comparta información o fotos personales, debemos conocer sus contraseñas y parametrizar la configuración de privacidad que indica quién puede acceder a tus publicaciones.

3. Proteger el ordenador con un antivirus

El “abc” de la seguridad pasa por tener un buen antivirus y procurar que esté siempre actualizado. Asimismo pasa por no aceptar archivos de origen desconocido ni abrir adjuntos recibidos por email, especialmente aquellos que se puedan ejecutar. Con el antivirus protegemos nuestro ordenador de intrusos que quieran captar datos personales, además de hacer daños en nuestro sistema.

Fomentar la confianza con tus hijos ayudará a que recurran a ti con sus dudas e inseguridades

Fomentar la confianza con tus hijos ayudará a que recurran a ti con sus dudas e inseguridades

4. No hablar con extraños

Hace pocos días el Ministerio del Interior nos alertaba, a través de una encuesta sobre seguridad en internet, de cómo un 42,4% de niños entre 12 y 16 años “ha tenido contacto en internet con alguien que no ha conocido cara a cara”, aumentando este porcentaje hasta un 57% entre los adolescentes de 16 y 17 años. Antes de existir internet ya nos decían que no debíamos hablar con extraños, ni aceptar regalos, ni mucho menos irnos con ellos. Esta misma máxima también se debe aplicar en internet.

5. Aplicar el “civismo” y la responsabilidad en internet

Los niños y adolescentes deben saber que, también en internet, existen códigos de conducta apropiados de los que no conviene desviarse, no sólo por un tema de seguridad, sino por el respeto a los demás y la sana convivencia. Así, por ejemplo, han de conocer las normas del etiquetado y practicar la empatía, de forma que hablen de los demás y los traten tal y como desearían que les tratasen a ellos mismos. Con ello evitaremos conductas de acoso y ciberbullying.

Su educación ha de plantearse a todos los niveles:  también en el entorno de internet

Su educación ha de plantearse a todos los niveles: también en el entorno de internet