Por fin será posible un control parental en Instagram gracias a la guía oficial

Patricia Peyró @kontrolparental

Es la más popular entre los jóvenes, pero también la que se ha mostrado más peligrosa.  El incremento de su uso sobre otras redes sociales como Facebook o Snapchat ha potenciado efectos negativos en relación a los comentarios de haters y trolls.  La reina del social media juvenil es, de hecho, la red social con más índice de ciberbullying, hecho que no ha pasado desapercibido por los propietarios de la plataforma.  Gracias a su recién estrenada y nueva guía oficial para padres será posible ejercer un control parental en Instagram y evitar los efectos colaterales de la sobreexposición.

Una guía oficial y nueva

Aunque los responsables de Instagram se están encargando de anunciarlo a bombo y platillo, ya existía una guía para padres anterior a esta, realizada en colaboración con las asociaciones de protección al menor Connectsafely y Protégeles.  Al no haber trascendido demasiado, ahora parece que desde Instagram quieren mejorar las cosas y cubrirse las espaldas frente a la crítica de una sociedad preocupada.

Su nueva guía está disponible también en español y con toda la información definitiva para instruir a padres sobre cómo ejercer el control parental en Instagram.  En la nueva guía oficial se abordan todas las cuestiones acerca de los riesgos potenciales de Instagram, proporcionando una información completa para padres sobre la configuración y la protección del usuario menor de edad.

A través de la Guía oficial para padres de Instagram, la plataforma forma a los progenitores en  temas como la configuración, la protección o el bloqueo de ciertos usuarios, como puedan ser compañeros que ejercen el ciberacoso

La edad autorizada para el uso de Instagram son los 13 años, pero muchos padres permiten su utilización a niños mucho más pequeños.

Los mensajes de Instagram para padres

Instagram se vale de un vídeo y de un documento informativo en formato pdf para abordar la tarea de la forma más natural y efectiva posible.  Se trata, en suma, de ofrecer la protección a menores de edad, susceptibles a padecer engaños o a actuar sin medir las consecuencias de sus actos.

Aunque la red social proporciona la información, no olvidemos que el deber de ejercer esos controles corresponde a los padres, quienes deben, para empezar, respetar el acceso únicamente a partir de los 13 años.  Por ello, desde esta guía, se invita al diálogo con los propios hijos, para que entiendan las implicaciones que tiene el uso de la red social.

Puedes acceder a la guía aquí y pasarlo al español abajo del todo a la izquierda, en un desplegable.

 

Algunas funciones como el filtrado de palabras y la activación de avisos cuando se supere el tiempo de exposición permitido serán los nuevos aliados de los padres

Instrucciones precisas para el control parental en Instagram

La nueva guía oficial está estructurada en varios apartados, ideados para cubrir cualquier interrogante o inquietud que puedan tener los padres sobre el uso de la red social por parte de sus hijos.

Administrar la privacidad:   Por defecto el perfil será público y todo lo que compartan los niños podría ser visto por cualquiera, salvo que activemos los filtros de privacidad, restringiendo el acceso según nuestros propios parámetros.

Administrar los comentarios:  Los haters o trolls no lo tendrán tan fácil si los bloqueamos o si impedimos la aparición de ciertas palabras.

Administrar el tiempo:  Abusar de las redes sociales empleando demasiado tiempo en ellas es una tendencia generalizada, aún más en los jóvenes.  En la guía nos explican cómo podremos controlar el tiempo que pasan mirando fotos o compartiendo su vida en imágenes o vídeos.

La plataforma de fotografías es la red social con mayor índice de ciberacoso, por ello es imprescindible un control parental en Instagram adicional a cualquier otro protocolo de prevención del bullying

Prevenir el bullying:  Instagram es uno de los focos más peligrosos para perpetrar el acoso escolar en su modalidad de ciberbullying o ciberacoso.  Podremos prevenirlo siguiendo los consejos de esta guía para padres.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

Los docentes son los eternos olvidados del acoso escolar, por eso se ha creado un decálogo antibullying para profesores

Patricia Peyró @kontrolparental

Entre esta semana y la que viene arranca la “vuelta al cole”.  Ansiada por unos pocos y temida o rechazada por otros tantos, no resulta indiferente para ningún niño, al despertar las incertidumbres sobre lo desconocido y la repercusión que tendrán las novedades que acompañarán al nuevo curso escolar.  Con la vuelta al cole vuelve también la ansiedad de los docentes por estas mismas razones.  Es algo de lo que raramente se habla, pero los profesores tampoco saben muy bien a qué se van a enfrentar, y cruzan los dedos para que no se produzcan casos de bullying.

Cuando se habla de acoso escolar también en su versión de ciberacoso, los profesores parecen ser los eternos olvidados en el asunto.  Y, cuando se les menciona, muchas veces es para acusarlos de su pasividad o permisividad en los episodios de acoso que tienen lugar dentro de sus aulas.   ¿Cómo han de confrontar el acoso escolar los protagonistas de la enseñanza?

Con la vuelta al cole aparece también ansiedad en los docentes, preocupados por lo desconocido del nuevo curso escolar

La figura del profesor es fundamental para ofrecer protección a los niños más débiles y vulnerables

10 consejos anti acoso escolar para profesores

Para aclarar cuál es el papel del maestro en materia de bullying, las expertas Elizabeth Englader y Kristin Schank, del Centro de Reducción de la Agresión de Massachussets,  han elaborado estos consejos en forma de decálogo.

  1. Siempre responder con un “no” al acoso

Incluso cuando parezca una broma.  Si se percibe como inapropiado o toma algún cariz ofensivo, el profesor debe responder mostrando un abierto desacuerdo, incluso cuando no parezca tener la suficiente gravedad como para reportarse.

  1. Centrarse en los pequeños detalles

Del mismo modo que “un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”, los pequeños comportamientos ofensivos son sumatorios y pueden derivar en ofensas y perjuicios graves en algún niño de la clase. Por ello las expertas aconsejan a los profesores explicar que incluso sus pequeños comportamientos tienen un efecto en los demás.

  1. Preocuparse por la “ciber-realidad” de los alumnos

La tecnología ha llegado a los hogares y también a las aulas.  Así, un buen profesor debería interesarse y preguntar a los alumnos “cómo les va on-line”, y en caso de sospechas concretas, formular preguntas concretas.

El docente, como adulto, debe explicar el modo en que afectan hechos como la difusión de rumores, y atender a ellos para detectar casos de acoso escolar

  1. Atender a los rumores

No para fomentarlos, sino para saber qué se cuece y dónde.  Los rumores siguen siendo una de las armas favoritas de los niños bully o acosadores para difamar a sus víctimas y hacer aliados.

  1. Enseñar a gestionar los enfados.

Todos los buenos amigos pueden llegar a tener algún desencuentro y, en el caso de los jóvenes, es importante enseñarles a confrontar los problemas y resolverlos “cara a cara”. De este modo evitaremos la tendencia a mudar el asunto al terreno digital y electrónico, donde, lejos de resolverse, puede ir a más.

  1. No olvidar a los más pequeños.

Es verdad que el bullying y el ciberbullying se dan más en la adolescencia, pero también se observan cada vez más casos tempranos en niños más pequeños.

  1. Conectar emocionalmente con el niño.

Pedir a los niños que denuncien es fácil, pero si se desea realmente que lo hagan, el profesor debe crear un clima de confianza con ellos para convertirse en el primer eslabón de la denuncia.  De los estudios se extrae que los niños no denuncian porque no ven resultados o consecuencias: hasta el 80% opina que reportar su caso no ha servido de nada.

El bullying se produce en edades cada vez más tempranas,  observándose incluso desde los cuatro años. Educadores y padres deben estar atentos y ofrecer apoyo a los más pequeños

  1. Tener particular atención a las niñas

El patrón de las niñas acosadoras es distinto al de los niños.  Si bien los chicos tienden a acosar a extraños o gente lejana, las niñas atacan fundamentalmente en su entorno social más inmediato y a sus propias amigas.

  1. Recompensar los aspectos positivos del comportamiento

No sólo reprobar o reportar lo malo, sino reconocer y agradecer los comportamientos positivos y en especial cuando sean “anti-bullying”.

  1. Dejar que los niños participen en el problema y en la solución.

Nadie mejor que ellos para formular el problema tal y como se da en realidad.  Si existen casos de intimidación y bullying, ellos lo saben.  Pero, además de preguntarles si existe,  es muy positivo dejar que participen también en el proceso de solución.  A veces con una pregunta tan sencilla como:  “¿Qué podemos hacer para resolverlo?”

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

 

 

Ideas contra el acoso escolar: una niña da con la solución con el banco de los amigos para combatir el bullying

Patricia Peyró @kontrolparental

Los centros escolares necesitan ideas para combatir el acoso escolar.  Lo primero será detectarlo con algún protocolo o test de evaluación adecuado a sus necesidades.

Después, hacer algo para combatirlo.  Y a veces los niños son los auténticos genios a la hora de generar ideas al más puro estilo brainstorming.  Una de estas ideas tan creativas se ha dado en llamar “el banco de los amigos”, un método sencillo para evitar que el bullying vaya a más, inventado por una niña de edad escolar.

Estamos a punto de comenzar el curso. La vuelta al cole viene cargada de expectación y, aunque muchos niños están deseando volver a encontrarse con sus amigos y conocer a sus nuevos profesores, en general, las emociones tiene un carácter agridulce.  En el caso de cambio de colegio, algunos niños tienen miedo a comenzar en un nuevo centro escolar por si no son aceptados o por si llegaran a convertirse ellos mismos en víctimas del acoso escolar en el que va a ser su nuevo entorno.

Mientras que los niños buscan protección y los padres la seguridad de sentir a sus hijos a salvo, los profesores y educadores del centro escolar procuran encontrar ideas y soluciones para evitar que el temido bullying tenga lugar.  Una de ellas, inventada por una niña de 9 años, parece ofrecer una solución al acoso cuando este se manifiesta a través del aislamiento social de un niño en concreto.

Discutir con la pandilla de amigos y sentirse solo en el colegio es un motivo de intenso sufrimiento para el niño o adolescente.

Así funciona el banco de los amigos

Se trata de un método sencillo que no es nuevo, sino que lo dio a conocer una niña de Indiana (Estados Unidos), Sammy Vance, hace unos meses cuando inventó el “Buddy Bench”, traducido al español como “el banco de los amigos”.

A través de un dibujo, Sammy lo explicó muy claro:  había que crear un espacio (en este caso un banco) al que pudieran ir niños que, por la razón que fuera, se sintieran solos o tristes y, simplemente, necesitaran una amigo.  El sentarse allí alerta a otros niños que acudirán a ofrecer su amistad y ayuda a ese niño.

Sin duda una buena idea:  El banco de los amigos genera empatía y evita que los niños se sientan solos y aislados del grupo. El colegio que lo inventó realizó una campaña para obtener fondos y así poder poner varios bancos en las instalaciones del recreo.

La importancia de pertenecer al grupo para el niño

Entre los detectores fundamentales del acoso se encuentra el aislamiento social del niño dentro del grupo que compone su propia clase.  Aunque es verdad que todos los niños pasan por etapas, y en alguna ocasión podrán tender a un retraimiento por alguna discusión puntual, los profesores y educadores deben estar muy pendientes.  Esto implicará observar la interacción del niño con sus compañeros, o la ausencia de esta. En este caso, si se observa que el niño deambula sólo en los recreos de forma repetida, podremos sospechar que está triste y que le ha pasado algo.

Uno de los grandes problemas en las aulas es el aislamiento que llegan a padecer algunos niños, ya sea por rechazo o por retraimiento

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

 

 

Un estudio transversal analiza 7 países para comparar el ciberbullying en Europa

Patricia Peyró @kontrolparental

Este verano la publicación científica BMC Public Health compartía los resultados de una investigación sobre cibervictimización realizada con adolescentes de entre 14 y 17 años en diferentes países europeos.  Aunque España ha quedado bien parada dentro de la comparativa, queda mucho trabajo por hacer y la investigación sobre el ciberbullying es creciente.

Internet:  un espacio virtual, pero real a nivel de emoción

El uso creciente de Internet y la aparición de los nuevos espacios virtuales creados por las redes sociales han traído consigo un nuevo ambiente socioemocional para las personas.  Si bien todos somos vulnerables a lo que en ellos suceda, los adolescentes serán los más vulnerables por estar en pleno desarrollo emocional y carecer de madurez para confrontar ciertos problemas que con frecuencia aparecen en los entornos digitales.  Nos referimos al ciberbullying o al ciberacoso, una forma de ataque que tiene lugar en este ámbito en paralelo o al margen de un posible bullying físico y real en el entorno académico y escolar.

El objetivo de este estudio transversal fue explorar la cibervictimización a través de siete países europeos, en relación con las variables sociodemográficas y psicosociales junto con el uso de Internet.

España: la tasa más baja

Siete han sido los países participantes en el estudio comparativo sobre el ciberbullying en Europa:   Alemania, Grecia, Islandia, Holanda, Polonia, Rumania y España. Para llevar a cabo la investigación con adolescentes, se hizo uso de cuestionarios anónimos con datos sociodemográficos, características de uso de Internet, logros escolares, control parental, así como una prueba de Adicción a Internet y la Escala Achenbach para evaluar problemas emocionales y conductuales.

En este estudio para analizar el ciberbullying en Europa, en el caso de España se vio mayor tasa de victimización en las niñas que en los niños, aunque, como en otras investigaciones sobre el ciberacoso, se sostiene que el género y la edad tienen en realidad bajo poder predictivo

Los investigadores encontraron que una proporción relativamente alta de niños en edad escolar en Rumania (37.3%), Grecia (26.8%), Alemania (24.3%) y Polonia (21.5%) han sido intimidados on-line, mientras que una menor proporción experimentan acoso cibernético en los Países Bajos (15.5 %), Islandia (13,5%) y España (13,3%). En resumen:  los resultados mostraron la tasa más alta de victimización cibernética en Rumanía y la más baja en España, siendo el tiempo dedicado a las redes sociales uno de los factores más influyentes para que se sucedan episodios de ciberbullying e intimidación on-line.  Aunque, según determinan los autores del estudio, de la Universidad Kapodistrian de Atenas, no es el único.

Instagram es la red social de los selfies

Tener un perfil social y usarlo más de dos horas diarias son factores de riesgo

Si bien la pertenencia a redes sociales y el pasar más de dos horas diarias incrementa el riesgo de sufrir algún tipo de ciberacoso en forma de amenazas, exclusión social o difusión de rumores e información sensible sobre alguien, el grado de cultura digital también afecta, según palabras de la docente Artemis Tsitsika, una de las autoras del estudio, “en Grecia y Rumanía un mayor ciberacoso puede deberse a una falta de alfabetización digital”.

Los rasgos socioemocionales y conductuales de las víctimas también están relacionados con el ciberacoso.

Como consecuencia de padecer ciberacoso, los niños reportan una sintomatología psicopatológica similar, al margen de su nacionalidad:  problemas emocionales, sensación de soledad y depresión, o falta de autoestima.  A nivel social, las víctimas  con frecuencia presentan ansiedad social, problemas de conducta y consumo de drogas ilegales. A raíz de los resultados arrojados, los autores recomiendan unas medidas preventivas que enfaticen en integrar la educación en TIC en los contextos educativos.

Puedes leer los resultados del estudio completo aquí.  

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

 

 

 

 

 

 

 

Los niños deben desconectar de la tecnología de vez en cuando y las vacaciones son la mejor oportunidad para conseguirlo

Patricia Peyró @kontrolparental

El verano constituye el mejor momento para romper con nuestras rutinas. Es bien conocido el efecto terapéutico que ofrece este descanso respecto al trabajo y las obligaciones tanto en los adultos como en los niños.  En el caso de los pequeños de la casa, las vacaciones les proporcionan la oportunidad de jugar al aire libre y de participar en muchos juegos y actividades sociales facilitados tanto por los campamentos de verano como por el reencuentro con primos, amigos y otros familiares. A la hora de programar este cambio de hábitos, los padres hemos de considerar que también los niños deben desconectar de la tecnología por cuestión de salud y para prevenir que el temido ciberacoso tenga lugar en vacaciones. LINK

No desconectar bien en verano provoca irritabilidad, falta de sueño, aumento de peso, o depresión

El verano trae consigo un paréntesis que, bien aprovechado, tiene importantes beneficios para nuestra salud física y mental. Pero, ¿es posible desconectar del todo?  Según un estudio realizado por Adecco, hasta un 35% de los adultos no consigue despejar su mente durante las vacaciones estivales,  teniendo esto una repercusión directa en la aparición del estrés.   En el caso de los niños será igualmente importante que rompan con sus rutinas académicas y aprovechen para disminuir la frecuencia en el uso de dispositivos y de acceso a internet.

Los expertos recomiendan al menos 15 días de “desconexión” total, tiempo en que los niños deberían hacer actividades que mantengan su mente activa y concentrada en elementos totalmente ajenos a la rutina escolar

 

El abuso de dispositivos y la hiperconectividad a la que, con frecuencia, los niños se someten a lo largo de los interminables días de invierno, les puede pasar factura y producirles problemas que afecten tanto a su salud física como psicológica:

-En el plano físico, la exposición a los dispositivos produce insomnio infantil.  La falta de sueño, por su parte, inhibe el crecimiento y está relacionado con el aumento de peso y posterior obesidad.

-A nivel estadístico, se ha comprobado una correlación positiva entre el mayor uso de las redes sociales  y el mayor riesgo de padecer ciberbullying por parte de compañeros del colegio.  Por esta razón es conveniente darles el móvil cuando más tarde, mejor.

El mayor uso de Social Media favorece la aparición del ciberbullying, siendo Instagram la red social más problemática

La tecnología, el principal enemigo del descanso vacacional

Uno de los principales factores que favorece nuestra continua conectividad es el tecnológico. Querer estar constantemente informados y en contacto con las personas para “no perdernos nada”, incrementa la dependencia al uso de los dispositivos móviles, impidiendo despejar la mente de la rutina. En el caso de los niños, el fenómeno de “estar siempre conectados” prácticamente equivale a “no estar solos”, puesto que les genera un falso sentimiento de pertenencia a su grupo social.

Los niños deben desconectar de la tecnología en su descanso estival para así también cortar un tiempo con todo lo que sucede en el colegio a nivel social (foto GTRES)

 

Esta falacia de confundir la presencia física con la virtual incrementa el riesgo de padecer hostigamiento digital a través del ciberbullying. Además, impide la necesaria desconexión y favorece el estrés.  Así lo asegura el psicólogo y miembro de Top Doctors Héctor Galván Flores.Encadenar largos periodos de rutina sin descanso, puede provocar que elevemos nuestros niveles de ansiedad y estrés”.  Y adiós a disfrutar de las vacaciones.  Esta necesidad compulsiva de meter dispositivos tecnológicos en la maleta, a los adultos “puede generarnos la presión de tener que estar alerta y obligarnos a responder a cualquier mensaje o llamada, en cualquier horario y en cualquier lugar, cuando realmente no es necesario”, aclara Galván Flores. A los niños, en cambio, les puede llegar a producir una obsesión que les lleve a estar continuamente actualizando su estado en alguna red social y comprobando si tiene mensajes que pudieran resultar ofensivos.

 

En niños y adolescentes la frontera entre la presencia virtual y la real no quedan bien delimitadas por eso debemos favorecer el que realicen interacciones sociales reales.

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

 

 

 

 

Uno de los últimos sondeos sobre el acoso escolar es la Encuesta Ipsos sobre Ciberacoso

Patricia Peyró @kontrolparental

El acoso escolar es una de las grandes preocupaciones de los padres y una de las pesadillas infantiles y juveniles más recurrentes.  Los progenitores tememos que les pueda suceder a nuestros hijos y no estar a la altura para protegerlos, o incluso que lleguen a ser niños acosadores.  Los niños, por su parte, conviven con el bullying como testigos, temiendo que pueda pasarles a ellos también algún día si cambian de colegio o si, simplemente, se tuercen las cosas. El mantenimiento constante del temor a ser acosado tiene su razón de ser, tal y como se manifiesta en la Encuesta Ipsos sobre Ciberacoso.

La amenaza constante del ciberacoso

La alarma social del acoso y del ciberacoso (cuando este se produce con el uso de las nuevas tecnologías), están resultando en diferentes estudios sobre esta temática, como la Encuesta Ipsos sobre Ciberacoso realizada recientemente y publicada poco antes de irnos de vacaciones.

La Encuesta Ipsos sobre Ciberacoso entrevistó a 20.793 personas de 28 países del mundo entre el 23 de marzo y el 6 de abril del 2018

Ipsos Global Advisor ha analizado globalmente el fenómeno del ciberacoso a través de una encuesta realizada en 28 países, hallando que España es uno de los países que más demandan ayuda a las autoridades para terminar con esta lacra social.

El ciberbullying en España

Los datos han reflejado algunas diferencias en la población española en comparación con otros países del mundo.  La encuesta confirma, por ejemplo, que en nuestro país, 1 de cada 2 casos de ciberacoso lo provoca un compañero del niño acosado. En concreto, esto se cumple en el  56 por ciento de los casos.   Fuera de nuestras fronteras, la incidencia entre compañeros de clase baja 5 puntos respecto a la media española.

Puedes consultar el informe completo sobre la Encuesta Ipsos sobre ciberacoso aquí

Así y todo, dentro de lo malo del ciberacoso, en España “no estamos tan mal” en comparación con otros países en lo que a incidencia se refiere.  Siendo España uno de los países donde más concienciación social existe en la necesidad de luchar contra el ciberacoso, sólo el 9% de los padres españoles cree que su hijo ha sufrido cyberbullyng, uno de los países con menos incidencia, si lo comparamos con otros como India (37%), Brasil (29%), Estados Unidos (26%), Suecia (23%), Gran Bretaña (17%) o Alemania (14%).

Otros datos significativos de la Encuesta Ipsos sobre ciberacoso son los siguientes:

– El 84% de la población española ha oído hablar del ciberacoso (5 puntos más que la media europea), y de ellos, la amplia mayoría (86%) afirma que en España las medias anti-bullying son insuficientes.

-1 de cada 2 casos de cyberbullying en España se dan a través del teléfono (47%), frente a otros canales como las redes sociales (44%), sistemas de mensajería online (42%), chats (29%), email (25%) y otro tipo de páginas web (18%).

Respecto al perfil del ciberacosador en España:

– En el 56% de los casos, son compañeros de clase del afectado – En el 18% se trata de menores desconocidos por la víctima

– 1 de cada 4 casos (24%) los produce un adulto desconocido

El Smartphone es la vía más frecuente para perpetrar el ciberbullying en España, mientras que a nivel internacional, el mayor porcentaje de casos de ciberacoso se da a través de las redes sociales (65%)

El móvil, el instrumento de acoso más utilizado

 El estudio internacional de IPSOS también refleja que el smartphone es la principal vía de ciberacoso en España: casi 1 de cada 2 casos de cyberbullying se dan a través del teléfono (47%), frente a otros canales como las redes sociales (44%), sistemas de mensajería online (42%), chats (29%), email (25%) y otro tipo de páginas web (18%).

 Respecto a estos resultados, la directora adjunta de Public Affairs de IPSOS España, Eva Aranda, ha incidido en la alta penetración de los smarphones en nuestro país. “España es el país con mayor penetración de smartphones, siendo éste el dispositivo más usado para acceder a Internet.  Desafortunadamente, hay personas que utilizan los avances tecnológicos como herramienta para hacer daño a los demás. En España, se observa que el mayor peligro acecha en las personas más cercanas, como o son los compañeros de colegio.”

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir