padre hijo

Patricia Peyró @kontrolparental

Una de las principales preocupaciones de los chicos de hoy se encuentra en el acoso escolar, uno de los males de las escuelas que, estando presente desde tiempos inmemoriales, en nuestros días ha conseguido generar conciencia social en parte gracias a la divulgación sobre el tema.

Los adultos vamos siendo cada vez más conscientes y procuramos evitarlo estando pendientes de ellos y generando un diálogo abierto y de confianza.  Los niños, por su parte, lo tienen muy presente en la medida en que padecerlo constituye de sus miedos secretos.  Sin embargo, el asunto tanto del acoso escolar como del ciberacoso se presta al hermetismo por parte de la víctima:  a los niños no les gusta hablar de ello;  se lo callan hasta que no pueden más y los padres ni nos enteramos.  Para entonces a lo mejor han pasado muchos meses o incluso hemos llegado al año.  ¿Cómo conseguir que los niños nos hablen de sus temores sobre un bullying que pueden estar presenciando o padeciendo en el colegio?

A través del cine y de los libros podremos mandarles mensajes y sacarles información casi sin que se den cuenta.  Lo importante es generar un clima de confianza.

Hablar directamente suele ser un gran consejo casi siempre, aunque en el caso del acoso escolar, puede ser una buena idea el ir abordándolo poco a poco, e incluso dando rodeos.  Sigue estos consejos para sacar el tema y que tu hijo manifieste sus preocupaciones acerca del acoso escolar, ya sea por padecerlo o por presenciarlo y consentirlo de forma más o menos pasiva.

– Ved películas en familia

Ponerles una buena película puede obrar milagros y encargarse de transmitir todas esas moralinas que se negarán a escuchar de nuestra propia boca, pero que aceptarán de buen grado si lo interiorizan ellos mismos.  Puedes consultar las mejores películas sobre bullying aquí.  Estas Navidades contamos con el estreno de una gran película versionando el libro “La lección de August”, del que ya os hablamos.  Tras ver una película surgirá la oportunidad de hacer el correspondiente “cine fórum” con el que sacar el tema que nos preocupa. Podéis consultar películas sobre acoso escolar para diferentes edades aquí.

peliculas familia

Con el cine es posible “absorber” un montón de cosas sin apenas darnos cuenta

– Regálales libros

La literatura infantil y juvenil está muy estudiada para penetrar en la psicología del niño y, en el caso de los adolescentes, consigue hacer que conecten muy bien con determinados personajes, a los que los jóvenes terminan por idolatrar, por presentar conflictos similares a los que entienden como propios.  Averigua quiénes son sus ídolos y elige los libros en función de los personajes.  No olvides de algunos de los títulos que os hemos recomendado, como ¿Qué le pasa a Uma?,  ¿Qué le pasa a Nicolás? o Todos somos raros.

libros familia

Los argumentos de los libros generan empatía en ellos a través de lo que observan en los modelos de comportamiento, decisiones, y relaciones familiares de los actores.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir

CP ANAR monstruo campaña

Patricia Peyró @kontrolparental

No es la primera vez que ANAR nos sorprende con sus campañas anti-bullying creadas en colaboración con la Fundación Mutua Madrileña.  En esta ocasión, y tal vez al hilo del mes del terror por excelencia tras la reciente celebración de Halloween, los expertos en ayuda a niños y adolescentes en riesgo vuelven a sacar el tema del acoso escolar valiéndose de la imagen arquetípica de los monstruos y lanzando un mensaje muy directo a los testigos.

El monstruo es el niño bully, el acosador, es verdad.  Pero no actúa solo. La campaña pone la diana en los testigos que perpetúan el monstruo del bullying.  Sin alimento, este monstruo dejaría de existir porque el niño maltratador acosa porque recibe el apoyo social de los que, por activa o por pasiva, son sus “cómplices” al permitir que éste tenga lugar.

La idea es “que los chicos y las chicas lo vean como lo que es: un espanto; un horror”, aclara Lorenzo Cooklin, director general de Fundación Mutua Madrileña.  Por oposición a la actitud habitual, que es la de callar y no denunciar el acoso.

 

CP ANAR campaña bullying

“Tus risas, tus silencios y tus comentarios alimentan la pesadilla”, reza la nueva campaña de ANAR

Así alimentamos al monstruo sin darnos cuenta

Los testigos que alimentan el bullying han sido bien descritos en la teoría del Círculo de Olweus

– Son secuaces, cuando lo apoyan y manifiestan algunas conductas de acoso aunque no lo hayan iniciado

-Son acosadores pasivos cuando son partidarios pero no lo manifiestan activamente

-Son acosadores potenciales cuando no manifiestan públicamente el apoyo pero les agrada el asedio.

 

CP ANAR monstruo silencio

Los niños alimentan al monstruo del bullying a través de acciones como los silencios, las risas y las complicidades, además de por mantenerlo en silencio y no denunciarlo ni en la escuela ni en casa.

Los padres y adultos, por nuestra parte, también cebamos al monstruo a base de algunos comportamientos, o cuando dejamos de hacer algunas cosas haciendo la vista gorda.  Ejemplo de ello estaría en hablar mal de otro niño o de sus padres, o en dejar de lado a ese compañero del que nunca hablan no invitándole a un cumpleaños ni asistiendo a alguna invitación.

CP ANAR monstruo risas

Una vez que detectemos el acoso, ya sea por percibir las señales de bullying manifestadas fundamentalmente en aislamiento, cambios anímicos y rechazo a ir a la escuela o pérdida de material escolar, la reacción de los padres será fundamental para apoyar al niño.  Los expertos recomiendan actuar sin exageraciones y tomar las cosas con calma, precisamente para no generar en el niño una ansiedad mayor a la que tiene. “Los niños tienen miedo a esa sobre-reacción de los padres en el centro escolar”, asegura Ballesteros.

CP ANAR monstruo Whasapps

Para paliar los problemas derivados del acoso escolar y saber cómo actuar, desde la Fundación ANAR junto con Fundación Mutua Madrileña han elaborado una nueva guía con consejos disponible en la web Acabemos con el Bullying.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

 

 

 

acoso escolar profesor

Patricia Peyró @kontrolparental

Hemos escuchado muchas veces que el bullying es “cosa de niños”.  Sin embargo, las evidencias de trabajo de los expertos van en la dirección contraria y determinan que el adulto juega un rol determinante en la lucha contra el acoso escolar.  Educadores, personal pedagógico, profesores y padres tienen la responsabilidad tanto de prevenir el bullying como de intervenir en caso de que se produzca.

acoso escolar profe alumnos

El adulto tiene su parte de responsabilidad en la prevención del acoso escolar

El acoso, un fenómeno grupal

Cuando se trata de analizarlo como fenómeno, hay que entenderlo como algo grupal y social.  Por tanto, hay que atajarlo desde sus múltiples factores y no sólo pensando en determinados actores como son la víctima o el acosador.  Los expertos aconsejan contemplarlo de forma reflexiva, alejándose de la persona “en singular” y fijándose, en su lugar, en el conjunto de la comunidad a la que pertenece el niño.

Falacias respecto al acoso escolar

Aunque en términos generales el acoso escolar está teniendo un gran calado social y es un motivo de preocupación entre padres y comunidad educativa, todavía existen algunos mitos culturales que facilitan el bullying o ayudan a perpetuarlo.

Estos son algunos de los pensamientos falaces mantenidos por el adulto respecto al bullying:

-El niño acosado tiene un comportamiento que “invita” a señalarlo como diana del bullying.  Lejos de ser así, un niño o un joven jamás invoca a la violencia, ni siquiera por ser diferente de la mayoría.  Por tanto, no se puede esperar de él la responsabilidad de detener una situación de acoso en la que, por otro lado, queda bloqueado para actuar racionalmente.

-El trabajo del profesor es enseñar en sus materias:  Lo importante es adoctrinar y no tanto preocuparse por aspectos del bienestar emocional.   El profesorado adolece de ese sentimiento de responsabilidad por el que ha de inculcar también otros valores, subestimando la importancia de ciertos factores, como el ser un modelo de conducta a nivel social.  ¿Cómo se relacionan los profesores entre sí?  ¿Cómo trata el profesor al adulto en lo individual y dentro del grupo?

acoso escolar maestra

 Los profesores son modelos a seguir y deben dar ejemplo en su forma de relacionarse entre ellos y con sus alumnos

-Lo que sucede fuera de la escuela no es acoso escolar.  Este mito se refiere fundamentalmente al conocido como ciberbullying, un tipo de acoso perpetrado usando los medios digitales y especialmente difícil de controlar por los profesionales. Sin embargo, esto no exime al adulto de mantener el ojo avizor ni de darle una formación en TIC.

CP acosoeducaciondigital

Aunque se da el caso de muchas veces los niños y jóvenes ya tienen más habilidades técnicas que sus padres y profesores con el uso de las nuevas tecnologías, el adulto ha de encargarse de la formación en el manejo ético del entorno de internet.

acoso escolar niña tablet

Es importante que los padres tomen internet en serio y hablen con sus hijos sobre lo que estos ven y hacen on-line. A veces, simplemente preguntando, podremos detectar y prevenir situaciones de abuso tan graves como el ciberbullying o el grooming.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

niño deprimido

Patricia Peyró @kontrolparental

Cada día son muchos los niños que acuden a la escuela con un nudo en el estómago sabiendo que allí les espera la burla y la exclusión grupal.  Cuando llegan a casa, la cosa no mejora cuando ven que la humillación continúa en formato de mensajes de texto y fotografías hirientes sobre él compartiéndose en las redes sociales y en el contexto de internet a través del conocido como ciberbullying o ciberacoso.

El resultado no se hace esperar y se acusa a través de síntomas que ya podremos observar en el hogar.  ¿Qué podemos hacer los padres?  Ante las señales, sigue estos consejos:

Situación:

-El niño está triste y desanimado, y con frecuencia se muestra evitativo al contacto familiar, eligiendo la soledad de su habitación.

Qué hacer:

-Intentar hablar con él sin agobiarlo, y dejando que se anime a hablar.  A veces bastará con darle cariño y estar con él en silencio para que se sienta apoyado y se vaya soltando.  Cada niño es un mundo y los padres deben mostrar mano izquierda según sea su propia personalidad.  Si vemos que está obsesionado con quedarse a solas debemos sospechar que tal vez esté preocupado sobre un posible ciberacoso. Los niños que padecen ciberbullying suelen chequear constantemente sus dispositivos para saber lo que se está diciendo de ellos en las redes sociales.

niños grupo

Como media, en cada clase hay dos niños expuestos a la intimidación del acoso escolar.

Situación:

-Notamos que nuestro hijo tiene sintomatología física recurrente, como pueda ser el dolor de cabeza, el estómago cerrado o el insomnio.

Qué hacer:

-Llevando al niño al médico podremos descartar alguna patología física subyacente, y seguramente el propio doctor se dé cuenta de que son síntomas de estrés, y sirva para tirar del hilo y descubrir lo que le pasa.  Además, sorprendentemente, los niños consideran al médico toda una “autoridad”, y seguramente contesten a sus preguntas si este descubre algunas lesiones corporales sospechosas, como hematomas, que pudieran parecer golpes propios del maltrato físico.

niño medico

El niño que padece acoso tiene pensamientos de soledad y suicidio, y a veces se autolesiona produciéndose cortes en el cuerpo y generalmente en el brazo.  Aunque tratará de ocultarlos, en una exploración médica quedarían al descubierto por el doctor.

Situación:

-Su rendimiento escolar ha bajado:  saca peores notas e incluso hemos podido recibir la queja de algún profesor sobre ello o sobre un mal comportamiento social en clase.

Qué hacer:

-Debemos ir a hablar con el profesor para poner en común y sobre la mesa todas las preocupaciones.  Muchas veces el profesor desconoce la situación de acoso hacia un niño. Lo primero que debe preocuparnos es la observación de cambios a peor: ya sea en lo anímico o en sus resultados académicos.  “¿Qué le puede estar pasando al niño?” debería ser la pregunta a plantearse junto con su maestro o tutor.

niña bullying

Aunque la víctima se al niño, los adultos somos los responsables de detener el acoso escolar.

¿Te ha gustado este artículo?  Entonces, por favor, ayúdanos a compartir.

CP Silencio roto ficha

El documental de Piluca Baquero aborda el drama del acoso escolar


Sethler pone música a “El silencio roto” con su canción “No tengas miedo”

@kontrolparental
Contado en primera persona, la productora Piluca Baquero se lanza por primera vez a la dirección de una película con un trasfondo de denuncia social. Con “El silencio roto”, la cineasta y productora de cintas como ‘Ojalá, Val del Omar’, ‘Las huellas borradas’ y ‘En la puta calle’, pretende romper una lanza a favor de las víctimas del acoso escolar, aquejadas por una incomprensión que comienza en ellos mismos y que fomenta el halo de hermetismo entorno a la grave enfermedad social que tiene lugar en las aulas.

El documental, realizado con la ayuda de varios niños y madres, pone voz a una producción dramática presentada en estos días en la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), dentro de la sección documental. El festival, que ya va por su 62 edición, da cita a distintos creadores y caras conocidas de las artes audiovisuales, y es además un lugar donde expresar algunos problemas bajo el denominador común de la denuncia social. Este año, concretamente, y al margen de la propuesta de Piluca Baquero sobre el bullying, la organización presentará a debate el tema de la igualdad de género, más actual que nunca dentro del panorama del cine americano y tras descubrirse los abusos del conocido productor de Hollywood Weinstein a más de cien mujeres.

CP El silencio roto cartel

Sinopsis
María tiene seis años, acaba de llegar a un nuevo colegio, pero algunos de sus compañeros han decidido amargarle la llegada. Le han puesto un mote y no la dejan en paz. Victoria tiene catorce años, pasó demasiado tiempo sufriendo todo tipo de vejaciones en su centro escolar, el resultado fue que padeció durante años un cuadro de estrés postraumático. Mario tiene ocho años, en el cole le llamaban gordo, tres niños de su clase le pegaban a diario. Perdió por completo su autoestima y comenzó a tartamudear. Emma tiene diez años, el protocolo de acoso escolar la convirtió en la niña señalada de su escuela, se quedó sin amigos.

Según ha comentado la propia Baquero, antes de lanzarse a dirigir este proyecto, producido por Azotea Film, se documentó muy bien, dándose cuenta de la falta de información a los propios escolares, y a la vez, de lo delicado del tema por implicar el riesgo de estigmatización a los niños acosados y que se decidieran a hablar. Para reducir las repercusiones negativas y el propio miedo de los pequeños, optó por el género de animación recurriendo a las ilustraciones de Javier de Juan. El resultado ha dado lugar a una cinta con un gran sentido estético, además de la profundidad psicológica manifestada por los testimonios de las víctimas y que, sin duda, ayudarán a sensibilizar un poco más sobre el problema del bullying.

Puedes consultar otras películas sobre acoso escolar en nuestro especial Mejores películas sobre bullying.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

cp ampa

@kontrolparental

Cuando un niño padece intimidación en el entorno escolar no sólo sufre emocionalmente, sino que se bloquea y deja de aprender. El niño acosado comienza a destinar la mayor parte de sus energías en idear formas para evitar ese hostigamiento, y sus pensamientos se vuelven obsesivos entorno a cómo poder faltar al colegio, cómo ocultárselo a sus padres o cómo gestionar una situación que lo desborda y que, sostenida en el tiempo, en ocasiones creerá merecer.

Nadie debería experimentar tal intimidación:  Los niños y los jóvenes tienen derecho a recibir protección contra un ambiente de bullying e intimidación.  Y para ello es fundamental que los colegios implementen algún sistema o protocolo de evaluación y posterior intervención.  Pero incluso antes de eso, las propias AMPAs podrían ayudar a divulgar algunos consejos entre los padres, para integrarlos en la comunidad escolar y hacerlos co-responsables de la educación social de sus hijos.

CP niños populares

Los niños populares no necesitan ayuda y oímos hablar de ellos en casa, pero sí podemos ayudar a los “niños invisibles”

Consejos para los padres para evitar la intimidación

1 No hables mal de los compañeros de clase de sus hijos, ni de sus padres.

Hacerlo interfiere con la construcción del niño de una red de amistad. Los comentarios y actitud de los padres también afectan a la cultura de tolerancia de toda la clase.

2 Anima a su hijo a cultivar muchos conocidos diferentes en toda la clase.

Es enriquecedor para él y,  al mismo tiempo, reduce las posibilidades de que algunos compañeros de clase se queden aislados.

3 Haz a tu hijo hablar de los compañeros “invisibles”

Los niños que no se mencionan ni se les invita a casa podrían estar estar aislados y tal vez se les pueda ayudar.

CP niña triste

Un niño al que no invitan a un cumpleaños podría sentirse muy dolido y por eso lo mejor es invitar a toda la clase

4 Anima a tu hijo a defender al compañero que no puede defenderse.

Será precisamente un gesto, un apretón de manos o una invitación a jugar lo que rompa el aislamiento y sufrimiento del niño acosado.

5 Da prioridad a las invitaciones de cumpleaños recibidas de los compañeros.

Imagina que organizas una fiesta y no va nadie.  ¿Cómo se sentiría tu hijo?  Es importante tomarse en serio estas invitaciones y, en la medida de lo posible, ir.

6 Promociona la diferencia y la diversidad

Los niños menos populares suelen ser criticados por sus fiestas de cumpleaños. Éstas son una excusa más para desprestigiarlo. Por eso es importante transmitir desde casa que, precisamente, lo divertido es que cada fiesta sea diferente.

7 Procure recordar la política social más sana a la hora de celebrar los cumpleaños: todos, ninguno o todas las niñas / todos los niños. 

Esta fórmula suele funcionar para dejar a todos los niños contentos y que no se sientan excluidos. De hecho, se aplican en muchos colegios.  Las invitaciones de cumpleaños selectivas marcan la falta de respeto por la clase como una sola comunidad concreta y los niños que no han sido invitados pueden sentirse muy dolidos.

8 Procura relacionarte con otros padres

Las relaciones sociales en el grupo de padres ayudan a que se formen vínculos entre los propios niños.

CP niños colegio

Las Ampas pueden ayudar a evitar el bullying en clase y favorecer la integración

9 Ayuda al maestro en sus iniciativas sociales

Los maestros que toman iniciativas concretas para mejorar la vida social en la clase necesitan apoyo de los padres para que el proyecto prospere.

10  Si percibes que algún niño padece bullying aunque no sea tu hijo, denuncia

Los representantes de los padres y la junta escolar pueden ayudar a que la intimidación sea un esfuerzo escolar de máxima prioridad.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.