Ideas contra el acoso escolar: una niña da con la solución con el banco de los amigos para combatir el bullying

Patricia Peyró @kontrolparental

Los centros escolares necesitan ideas para combatir el acoso escolar.  Lo primero será detectarlo con algún protocolo o test de evaluación adecuado a sus necesidades.

Después, hacer algo para combatirlo.  Y a veces los niños son los auténticos genios a la hora de generar ideas al más puro estilo brainstorming.  Una de estas ideas tan creativas se ha dado en llamar “el banco de los amigos”, un método sencillo para evitar que el bullying vaya a más, inventado por una niña de edad escolar.

Estamos a punto de comenzar el curso. La vuelta al cole viene cargada de expectación y, aunque muchos niños están deseando volver a encontrarse con sus amigos y conocer a sus nuevos profesores, en general, las emociones tiene un carácter agridulce.  En el caso de cambio de colegio, algunos niños tienen miedo a comenzar en un nuevo centro escolar por si no son aceptados o por si llegaran a convertirse ellos mismos en víctimas del acoso escolar en el que va a ser su nuevo entorno.

Mientras que los niños buscan protección y los padres la seguridad de sentir a sus hijos a salvo, los profesores y educadores del centro escolar procuran encontrar ideas y soluciones para evitar que el temido bullying tenga lugar.  Una de ellas, inventada por una niña de 9 años, parece ofrecer una solución al acoso cuando este se manifiesta a través del aislamiento social de un niño en concreto.

Discutir con la pandilla de amigos y sentirse solo en el colegio es un motivo de intenso sufrimiento para el niño o adolescente.

Así funciona el banco de los amigos

Se trata de un método sencillo que no es nuevo, sino que lo dio a conocer una niña de Indiana (Estados Unidos), Sammy Vance, hace unos meses cuando inventó el “Buddy Bench”, traducido al español como “el banco de los amigos”.

A través de un dibujo, Sammy lo explicó muy claro:  había que crear un espacio (en este caso un banco) al que pudieran ir niños que, por la razón que fuera, se sintieran solos o tristes y, simplemente, necesitaran una amigo.  El sentarse allí alerta a otros niños que acudirán a ofrecer su amistad y ayuda a ese niño.

Sin duda una buena idea:  El banco de los amigos genera empatía y evita que los niños se sientan solos y aislados del grupo. El colegio que lo inventó realizó una campaña para obtener fondos y así poder poner varios bancos en las instalaciones del recreo.

La importancia de pertenecer al grupo para el niño

Entre los detectores fundamentales del acoso se encuentra el aislamiento social del niño dentro del grupo que compone su propia clase.  Aunque es verdad que todos los niños pasan por etapas, y en alguna ocasión podrán tender a un retraimiento por alguna discusión puntual, los profesores y educadores deben estar muy pendientes.  Esto implicará observar la interacción del niño con sus compañeros, o la ausencia de esta. En este caso, si se observa que el niño deambula sólo en los recreos de forma repetida, podremos sospechar que está triste y que le ha pasado algo.

Uno de los grandes problemas en las aulas es el aislamiento que llegan a padecer algunos niños, ya sea por rechazo o por retraimiento

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

 

 

Con sólo 9 años el pequeño Jamal Myles se suicida tras sufrir acoso escolar por declararse gay en la escuela

Patricia Peyró @kontrolparental

En nuestro país no hemos iniciado todavía el nuevo curso, pero sin embargo ya nos estrenamos con la primera muerte del año por acoso escolar.  Ha sucedido en Estados Unidos, y tan sólo  cuatro días después de arrancar el curso.  La noticia ha conmocionado a un público global que se siente cada vez más vulnerable ante la lacra del bullying.

Ha sido su madre quien ha dado a conocer la triste noticia del fallecimiento de su hijo.  El detonante de todo, según ha explicado ella misma, fue el reconocimiento de su homosexualidad, primero a ella, para después hacerlo abiertamente ante sus compañeros de clase nada más comenzar el curso.  Siendo la respuesta de la madre la aceptación y normalización de la expresión de su tendencia sexual, el niño se sintió lo suficientemente seguro como para compartirlo también en el contexto escolar.  La noticia en este entorno, sin embargo, no despertó simpatía sino el rechazo de sus compañeros, que comenzaron a acosarlo hasta el punto de aconsejarlo que se quitara la vida, según informaba la hermana de la víctima a su madre.

Con sólo 9 años, Jamal estaba tan emocionado con aceptar su homosexualidad y recibir la aceptación familiar y social, que decidió contarlo en el colegio desde el primer día, recibiendo el acoso escolar por respuesta.

Los niños gays pueden ser objeto de violencia escolar por salirse de la norma o romper con los roles de género. En situaciones extremas puede llevar a la muerte, como en el caso del pequeño Jamal, quien se suicida tras sufrir acoso escolar por declararse gay

Bullying y homosexualidad:  así se relacionan

El caso de Jamal Myles no es aislado.  La relación entre el bullying y la homosexualidad  es una realidad tangible que ha quedado manifiesta en distintas investigaciones.  Aún así, es un tema del que se habla poco y necesita desarrollo, incluso en el ámbito teórico del estudio sobre el acoso escolar.

Los insultos homófobos están a la orden del día dentro de las aulas, en los pasillos y los patios del colegio.  Por otra parte, van dirigidos, no sólo a niños gays, sino a cualquier niño que parezca serlo a ojos de otro niño bully o maltratador.  Otras veces, ni siquiera tendrán que parecerlo, sino que los ataques homófobos servirán para sembrar la duda sobre la orientación sexual de un determinado niño y convertirlo así en pasto de las burlas.  Para ilustrar este último ejemplo tenemos el conocido caso de Grayson, un niño americano acosado por llevar una mochila de la serie de dibujos “Mi pequeño pony”, supuestamente para niñas, y a quien desde la dirección del colegio se le prohibió la entrada en la escuela con esa mochila.

En los colegios se utiliza la homosexualidad, sea real o supuesta, como arma arrojadiza para iniciar el acoso escolar.  Así sucedió en el caso de la historia de Grayson, llevada al teatro

El drama de ser diferente

¿Por qué la homosexualidad despierta la violencia escolar? En el contexto del colegio lo que se castiga fundamentalmente es la diferencia.  Y así es como el bullying se manifiesta en forma de insultos, maltrato y hostigamiento hacia los niños homosexuales o con cualquier “desviación” respecto a la “normalidad” de la tendencia heterosexual.  Este hecho es bien conocido la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales (FELGTB), la cual reporta un alto índice de ciberacoso (cerca del 60 por ciento) hacia estudiantes del colectivo LGTB.

Los niños del colectivo FELGTB (en inglés LGBTQ), habituales víctimas del desprecio de sus compañeros, padecen frecuentemente síntomas de depresión y ansiedad, según una encuesta realizada recientemente a más de 12.000 niños

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

 

Acaba de publicarse la encuesta anual Ditch the Label 2018 sobre bullying

Patricia Peyró @kontrolparental

Como todos los años por estas fechas, la organización sin ánimo de lucro Ditch the Label (rompe con las etiquetas) acaba de publicar los resultados de su informe sobre bullying en la que es ya su sexta edición.    La ONG británica constituye una de las referencias más importantes a nivel global en materia de acoso escolar y conductas de violencia e intimidación entre niños y adolescentes.

La anterior edición Ditch the Label 2017 se basó en los datos extraídos de más de diez mil niños distribuidos entre toda Gran Bretaña.  En esta última encuesta se centraron los esfuerzos en analizar el papel de la tecnología y su implicación en el ciberacoso o ciberbullying.  Los resultados reflejaron que este tipo de acoso realizado mediante las nuevas tecnologías constituye uno de los grandes retos en el día de hoy. Para este año, la encuesta anual Ditch the Label 2018 sobre bullying ha centrado el foco en los testigos y en sus vivencias.

La ONG británica Ditch the Label lucha por un mundo sin prejucios y libre de etiquetas y discriminación entre los jóvenes

El director de Ditch the Label, Liam Hackett expresa así el lema de la encuesta de este año, que ha entrevistado a 9 mil niños de entre 12 y 20 años.  “Nuestro tema este año ha sido descubrir las experiencias de aquellos que presencian el acoso escolar; explorar cómo podemos equipar y empoderar mejor a los jóvenes para que intervengan de manera segura y efectiva en casos de intimidación”.

 Los testigos no actúan porque tienen miedo a las represalias, según los datos de la encuesta del año 2018

Estas son algunas de las conclusiones más significativas extraídas de la encuesta anual Ditch the Label 2018 sobre bullying:

1 de cada 5 jóvenes ha sido testigo de acoso escolar en los últimos 12 meses, y el 50% de ellos lo ha presenciado al menos una vez al mes.

-El acoso escolar supone un impacto muy negativo sobre la salud mental del niño:  el 59% expresa que se sienten mal y el 39% que los hizo sentir molestos.

Los testigos del acoso escolar suelen temer las represalias y por eso permanecen pasivos cuando contemplan actos de violencia escolar o bullying.

– A la hora de intervenir, sólo el 17% afirmó intervenir siempre que era testigo de algún tipo de hostigamiento entre iguales.

-Los encuestados pasivos justificaban su falta de combatividad frente al bullying y no hacer nada por sentir miedo o no creerse capaces o con las habilidades suficientes para frenarlo.

-1 de cada 2 explicó que el acoso escolar los hacía sentir deprimidos y el 11% que intentaban quitarse la vida como resultado.

La encuesta manifiesta que buena parte de los niños bully o acosadores se sienten culpables tras acosar a otro niño

Sentimiento de culpa frente a la pasividad

Paradójicamente a la gran incidencia del acoso, no resulta un plato de buen gusto a nadie, ni siquiera a los propios perpetradores del hostigamiento.  En este nuevo informe, y según reporta Hackett en el informe ejecutivo, “el 44% de los acosadores se sintieron culpables cuando intimidaron a alguien, lo que muestra un gran remordimiento”.  Por el contrario, uno de cada tres se sintió gran control y sensación de poder.

Con su encuesta anual Ditch the label 2018 la organización busca nuevas vías de trabajo a través de la investigación, siempre de forma tanto proactiva como reactiva.  Puedes consultar la Encuesta Anual Ditch the Label 2018 aquí

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

El hogar puede ser un núcleo de acoso escolar cuando se da el bullying entre hermanos

Patricia Peyró @kontrolparental

El bullying tiene lugar entre niños de edades similares y que comparten actividades similares. Es por ello que, clásicamente, donde más se produce es en el entorno escolar. Sin embargo, no es el único sitio. Existe otro lugar donde rara vez se nos ocurre mirar, y es nuestra propia casa: el bullying entre hermanos es más frecuente de lo que pensamos.

Las peleas entre hermanos, un clásico que debemos vigilar
Suceden continuamente, y tal vez por eso no les damos la atención que merecen. Las peleas entre hermanos de edades similares son una constante diaria dentro de muchas familias. Además de gritos, peleas e insultos, las riñas entre hermanos muchas veces van acompañadas de golpes y patadas. Es verdad que suelen durar poco, y al rato los hermanos están otra vez jugando, pero las consecuencias de sus continuos rifirrafes, a parte de generar muy mal ambiente familiar, pueden resultar en algún accidente. Por otro lado, sostenidas en el tiempo, tienen el potencial de crear dinámicas de hostigamiento que generen en uno de los hermanos (generalmente en el pequeño), un sentimiento de inferioridad o dinámicas de dominación entre ellos.

Los padres no podemos hacernos los sordos o cerrar los ojos ante las peleas constantes de nuestros hijos

Cuándo la pelea entre hermanos es bullying
Las riñas entre hermanos son habituales y constituyen uno de los mejores escenarios para que los niños aprendan a defender sus intereses y a mostrar asertividad. Además, les proporciona la oportunidad de aprender a negociar y a ceder en un entorno de seguridad. Sin embargo, existen ciertos tipos de peleas que, repetidas en el tiempo, pueden ser consideradas similares al acoso escolar y tener consecuencias muy negativas.

El hermano víctima se sentirá inseguro en su propia casa, que debería ser el entorno en el que debería sentir mayor abrigo y seguridad

Las riñas consideradas como bullying entre hermanos incluirán maltrato verbal o físico repetido y sostenido en el tiempo

Así son las peleas entre hermanos cargadas de hostigamiento y violencia similares al bullying:

-Uno de los hermanos es siempre la víctima, y el otro (u otros) son siempre los agresores.
-Existe un abuso repetido y deliberado en el tiempo.
-Con frecuencia otros amigos o familiares, como puedan ser primos, se incorporan al hostigamiento hacia el mismo hermano.
-Las agresiones pueden ser físicas o verbales, o incluir pruebas o la exigencia de comportamientos humillantes para el niño para dejarle jugar o con el fin de reírse de él.
-El niño acosado con frecuencia es dejado de lado, sin permitirle participar en los juegos.

Un niño acosado por sus hermanos sentirá mucha confusión acerca de cómo debe ser una relación afectiva normal.

El bullying entre hermanos tiene graves consecuencias
Las consecuencias son mucho más serias de lo que pueda parecer, ya que inculcan un aprendizaje que genera al niño maltratado mucha confusión. Allá donde debería esperar una relación de cariño y seguridad, encuentra maltrato y violencia, generándose en la víctima sentimientos de impotencia y una tremenda inseguridad.

Por otra parte, y como resultado de esta dinámica de comportamiento entre hermanos, los niños tomarán como modelo de relación de afectiva normal un tipo de relación basada en la violencia, y del todo alejada de una dinámica saludable basada en el respeto por uno mismo y por el otro.

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

El bullying en los campamentos de verano también podría tener lugar y arruinar las vacaciones de toda la familia

Patricia Peyró @kontrolparental

A nadie se le ocurre pensar que, mandando a su hijo a un campamento, lo vayan a acosar y a torturar psicológicamente.  De hecho, todos tenemos la imagen idílica de los campamentos de verano como espacios de diversión y esparcimiento donde hacer nuevos amigos y aprender cosas muy diferentes.  Sin embargo, donde se junta un grupo de niños, puede aparecer el temido acoso escolar también en verano.  Más conocido últimamente como bullying, no es otra cosa que el hostigamiento entre iguales o niños de edad similar.  Por esta razón, la organización de estos espacios tiene que tomar una serie de precauciones para evitar que se produzca el acoso escolar.

Cómo generar espacios seguros

No existen fórmulas mágicas para asegurar un espacio cien por cien libre de bullying.  Cada vez son más los colegios que incluyen protocolos para detectarlo y así, poder poner cuanto antes en marcha un mecanismo de intervención para terminar con él de raíz.  Sin embargo, una de las características de los campamentos es precisamente la precariedad en el tiempo, hecho que puede traducirse en la ausencia de estos protocolos.

Los niños suelen generar un vínculo muy fuerte con los líderes del campamento por lo que deben confiar en ellos

Es muy importante que tu hijo conozca la figura de su tutor o persona a la que acudir si tiene algún problema

Como padre, antes de enviarlos a un campamento, infórmate de las siguientes cuestiones para poder mandar a tus hijos tranquilo:

-¿Existe algún tutor o figura de autoridad y responsabilidad frente al niño?  Generalmente suele ser así, pero asegúrate de que tu hijo sabe también quién es esa persona que se hará cargo de él de forma más personalizada. Es muy importante que, ante un problema de la naturaleza que sea o cualquier preocupación que tenga, el niño sepa a quién acudir y qué hacer.

-¿Existe algún mecanismo de control del bullying?

No dudes en preguntar abiertamente si existe algún protocolo establecido contra el acoso escolar.  Cuantos más padres preguntemos, mayor será la “presión” ejercida para que se tome en serio, y así evitar el bullying en los campamentos de verano.

-¿Existe un código de comportamiento?

Es posible que exista una política de comportamiento “pública” para todos los niños y personal encargado de su cuidado y formación.  No dudes en consultar este código de conducta del campamento, así como en asegurarte el modo en que lo van a transmitir a todos los niños.

El bullying en los campamentos de verano se puede evitar generando periódicamente charlas en grupo y actividades dirigidas por los líderes para detectar problemas de acoso y autoestima

Cómo se produce el bullying en los campamentos de verano

Los estudiosos en materia de acoso escolar son conscientes de que existen ciertas diferencias de género, y que los niños y las niñas acosan de forma un poco diferente.  Así, mientras que los niños son “más físicos” y suelen pasar más tiempo realizando actividades deportivas y juegos, las niñas son más “sociales”, y les gusta más dedicarse a juegos que impliquen estar hablando con otras niñas.  Partiendo de estas diferencias, el acoso entre niños será también más físico, de pegarse, o de dejar a algún niño de lado en los equipos deportivos o de juego.  Las niñas, por su parte, realizarán un acoso menos llamativo pero posiblemente más dañino, ridiculizando o aislando socialmente a otra niña.

 

El acoso de las niñas hacia otras niñas suele ser más cruel que el de los niño y dañar seriamente su autoestima

 

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

El centro de prevención del bullying de Facebook ya es realidad

Patricia Peyró @kontrolparental

Si revisas diariamente Facebook, es posible que te haya llamado especialmente la atención uno de esos mensajes personalizados que nos lanzan a diario, pero esta vez con una temática poco habitual:  la prevención del bullying.  La compañía de Marc Zuckerberg ha creado un centro de ayuda online contra el acoso escolar en forma de recurso para padres, educadores y adolescentes.

Aunque lleva sucediendo toda la vida, el bullying es un problema de alcance mundial que se ha visto notablemente incrementado desde la aparición de internet.  Las  nuevas fórmulas de comunicación vía redes sociales y mensajería instantánea han propiciado un tipo de acoso conocido como ciberacoso o ciberbullying, por el que el alcance del hostigamiento se multiplica y por el que el niño no ve tregua en ningún momento del día y de la noche.   Pero a los problemas, soluciones, o así piensa Facebook.  Preocupado por el asunto del ciberacoso, en colaboración con el Centro de Inteligencia Emocional de Yale, Facebook ha creado un Centro de Prevención del Bullying.

Un recurso gratuito para todos los afectados

La idea es proporcionar un medio para aquellos que demandan apoyo en cualquier cuestión relacionada con el acoso escolar y las conductas intimidatorias.  Está dirigido a un público muy amplio que abarca a niños (en su mayoría adolescentes, por una cuestión de permiso legal para usar la aplicación social), pero también a padres preocupados, así como a los miembros de la comunidad educativa.

El centro de prevención del bullying de Facebook es un recurso gratuito para niños, padres y profesores.  Puedes acceder aquí

En su despliegue de recursos, Facebook ofrece documentos descargables con información sobre los distintos aspectos del acoso escolar y cómo abordarlos, respondiendo así a cuestiones muy prácticas para terminar con esta lacra social.  Por ejemplo, ofrece planes paso a paso con orientación sobre temas fundamentales y no siempre fáciles de abordar cómo los siguientes:

-Cómo iniciar conversaciones importantes para las personas que sufren bullying

-Pautas para saber cómo actuar como padres si hemos tenido un niño víctima de acoso escolar

-Los mejores criterios de enfrentamiento para padres que han tenido un hijo acusado de cometer bullying

Consejo para educadores que han tenido estudiantes involucrados en bullying.

Los diferentes portales de este centro de ayuda incluyen información relativa al uso adecuado de Facebook en las distintas edades

Diferentes secciones de ayuda contra el bullying

El centro de prevención del bullying de Facebook se estructura básicamente en tres portales.

-El Portal de padres:  incluye tips y consejos para los progenitores, además de recomendaciones de expertos y testimonios de otros padres

-El Portal de juventud:  dirigido a niños, entre los recursos de ayuda ofrece “las voces” de otros niños, con consejos expresados por ellos mismos, y con un instructivo blog con jóvenes autores de todo el mundo.

Bienestar en línea:  muy centrado en el objetivo y lema fundamental de Facebook:  “unir a las personas”, en este caso para prevenir el suicidio y la ideación suicida.

A través del Centro de ayuda explica cuestiones generales relativas al uso y manejo de Facebook, como la configuración y la privacidad.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.