Patricia Peyró @kontrolparental

En la lucha contra el acoso escolar encontramos que una de las mayores dificultades está en conseguir la denuncia por parte de los testigos pasivos. Según los expertos, mientras no consigamos involucrarlos, estaremos ante una batalla perdida. Bajo este supuesto, Dinantia, una App creada hace ya un año para facilitar la comunicación entre el colegio y los padres, incorpora ahora una nueva utilidad con la que serán los propios chicos los que puedan denunciar el bullying.

Cristian Cisa, uno de los creadores, explica cómo surge esta utilidad dentro de Dinantia, una aplicación ya existente que busca favorecer bilateralmente la comunicación entre los padres y la escuela. “Permite al colegio ponerse en contacto con la familia y enviarle mensajes, cartas circulares o adjuntos, e igualmente tanto la familia como el alumno, pueden contactar con el colegio o con los profesores”. La nueva funcionalidad dentro de la App se conoce como Stop Bullying y posibilita a cualquier alumno que disponga de un teléfono móvil con la App instalada denunciar de forma anónima los casos de acoso escolar que presencie.

girl-518517_640

Está pensado para niños un poco más mayores, de secundaria y bachillerato, que son los que ya tienen móvil

Cómo funciona

“A los niños se les pide que introduzcan un PIN para proteger la confidencialidad”, explica Cisa. De este modo, “si alguien perdiera el móvil, nadie podría saber si han denunciado o se han chivado” “ Una vez han introducido su PIN, pueden establecer un chat en tiempo real con el responsable del centro de los casos de bullying”.

Según su creador, el principal valor de esta utilidad está precisamente en el anonimato. “No hay posibilidad de que sepamos quién realiza la denuncia a no ser que el propio chico decida rebelar su identidad”, algo que pueden hacer a través de un botón. El destinatario de los mensajes será en todos los casos una persona designada por el colegio, que será típicamente un “profesor, un psicólogo o un pedagogo”, aclaran desde Dinantia.

El decálogo de obligaciones de la nueva ley de protección al menor incluye la prohición expresa del bullying y el ciberbullying

El decálogo de obligaciones de la nueva ley de protección al menor incluye la prohición expresa del bullying y el ciberbullying

Estos son los pasos: “En el momento en que se reporta un caso, el responsable recibe un aviso tipo mensaje de WhatsApp, a partir de lo cual entabla una conversación con el niño que haya denunciado, iniciándose el proceso de gestión del caso de acoso”.

Objetivo: que ningún caso quede sin denuncia

Según reporta Cisa, “los casos de bullying tardan una media de nueve meses en denunciarse”, precisamente por el miedo que tienen los niños a las posibles represalias de chivarse. Además, “muchos casos nunca se llegan a denunciar”, lamenta. Con esta aplicación los niños pueden realizar la denuncia desde casa y “en un momento de tranquilidad”, sin el resquemor de saberse observados en la escuela si realizan el movimiento de acercarse a un profesor o figura de autoridad. En la comunicación de la denuncia es posible, además, adjuntar archivos en forma de imagen o vídeo, algo muy práctico si se desean aportar pruebas. Esto facilita la denuncia no sólo de los implicados, sino en tercera persona, algo especialmente útil cuando circulan vídeos en internet. “El niño denuncia mandando el vídeo y a partir de ahí el centro toma la responsabilidad”, aclara.

El gasto de esta aplicación (2 euros por alumno al año) suele ser asumido por el centro y no por los padres, y va incluido en la App ya existente de gestión de comunicación con los padres.

pantalla_theBuddyTool1

The Buddy Tool Kids, otra herramienta para detectar el bullying

Los colegios necesitan herramientas anti-bullying

Aunque las cifras de acoso escolar en España son alarmantes (aproximadamente se habla de uno de cada cuatro niños), es un tema todavía poco legislado, si bien la ley del menor prohibe el bullying y el ciberbullying y las figuras implicadas en un asunto de acoso escolar podrían recibir una denuncia por lo penal.  Este hecho que está llevando a los colegios a tomárselo muy en serio y terminar por contratar algún protocolo anti-bullying o sistema de evaluación eficaz para detectarlo como The Buddy Tool Kids, una herramienta que, a través de un juego de aplicación grupal, halla el sociograma de la clase detectando los casos de bullying.

Con motivo del Día Internacional contra el Bullying el 2 de mayo , TheBuddyTool.com junto a Control-Parental.es , ponen a disposición de la comunidad educativa una novedosa herramienta tecnológica en forma de juego para la prevención y medición del acoso escolar, primer escalón para erradicarlo antes de procederse a la intervención

Como cada año, este 2 de mayo celebramos el Día Internacional contra el Bullying, una fecha señalada en el calendario de muchos países y que se remonta al 2012, en una iniciativa de las Naciones Unidas para generar conciencia social sobre un problema que afecta a millones de jóvenes de todo el mundo .

Y es que el Acoso Escolar, más conocido últimamente como Bullying, no es “cosa de niños”. Lejos de eso, la población busca erradicar una lacra social que cada año se cobra muchas vidas, a veces de forma simbólica minando la autoestima de niños en edad escolar, pero otras de forma real cuando el acoso deriva en suicidio juvenil.

Bullying y ciberbullying: el acoso u hostigamiento entre iguales

El bullying o acoso escolar es un tan antiguo como las propias relaciones. A pesar de que la conciencia social del problema es bastante nueva, se comenzó a estudiar en los años 70, siendo pioneros los estudios del psicólogo noruego Olweus, padre de la acepción “bullying”, que proviene literalmente de ‘bull’ (toro en inglés) y su gerundio pretende hacer una metáfora de las embestidas del toro, en este caso, contra un niño.

Cuarenta años después, el acoso ha evolucionado y ha derivado en un hostigamiento también a través de internet y de los medios digitales, acrecentando el problema del bullying en la medida en que se puede tornar viral y multiplicar el alcance respecto al acoso escolar que se produce cara a cara. Ambos, bullying y ciberbullying tienen consecuencias similares para el menor acosado, y se retroalimentan entre ellos.

El acoso en cifras

Las estadísticas del acoso escolar son alarmantes, y las más fiables arrojan que alrededor del 26 %, o lo que es lo mismo, uno de cada cuatro niños sufre algún tipo de acoso. Traducido en números: alrededor de dos millones de niños, de los cuales, unos 200.000 padecen acoso de alta intensidad.

Los últimos datos de los Indicadores de delitos y seguridad en la escuela correspondientes al año 2012 muestran que el adulto es notificado del acoso en menos de la mitad de los casos (40%). Más allá de las cifras, los expertos afirman que la clave para erradicar el bullying está en los espectadores pasivos: a los niños no les gusta hablar de ello ni denunciarlo, y en los colegios se genera una atmósfera de silencio en torno al acoso que dificulta su detección.
TheBuddyTool-LogoEdades de mayor riesgo

Tanto el bullying como el ciberbullying aparecen en edades muy tempranas, pero es en los dos últimos cursos de Primaria (5º. Y 6º.) donde se da el mayor porcentaje, con manifestaciones de agresión física o verbal más graves.

La Organización Mundial de la Salud, por su parte, refiere a España como uno de los países líderes en ciberacoso tras comparar los resultados de encuestas de hasta 42 países repartidos entre Europa y América del Norte, destacando como especialmente sensible la edad de los 13 años.

Por qué TheBuddyTool

La ley del menor prohíbe el bullying y el ciberbullying. A finales de julio del verano pasado se publicó la nueva Ley Orgánica de modificación del sistema de protección a la infancia y adolescencia, un documento jurídico con el que se busca la legislación de temas vinculados a los menores de edad, bajo el prisma de la protección de éste. En última versión modificada se incluye la prohibición expresa de la práctica del acoso escolar y el ciberbullying.

Las consecuencias más importantes de esta modificación son que los delitos por bullying serán juzgados por la vía penal, y no por la vía civil. Esto quiere decir que ahora, más que nunca, los centros educativos deben evitar en la medida de lo posible casos de acoso escolar que podrían ser denunciables a título personal a personal del centro, como puedan ser los directores o los maestros.

pantalla_theBuddyTool1

Cómo funciona

Siendo una poderosa herramienta de evaluación para detectar el acoso, para los niños es simplemente un juego que realizan en el ordenador con la que se consigue una “radiografía social” del aula: ¿Existe algún niño maltratado o a quien dejan de lado? Si es así, ¿quién es? ¿Quiénes son los líderes sociales y emocionales en los que podríamos apoyarnos?

Con TheBuddyTool.com , a través de su software on-line basado en técnicas de gamificación, los niños responden de forma confidencial a estas y otras cuestiones que quizá no se atreverían a verbalizar personalmente por mucho que los padres o maestros les pregunten.

En poco más de 10 minutos, y en una prueba grupal que dirige el profesor, los resultados no se hacen esperar:

-Identifica los casos de acoso generando una cultura de rechazo

-Funciona realizando una evaluación continua proactiva en lugar de reactiva.

-Su sistema pionero mide y coloca a los alumnos en el centro del sistema de prevención con un mensaje de tolerancia cero.

-Es una prueba creada en base a estudios de Universidad Complutense de Madrid para detectar el acoso escolar a partir de los 7 años

-El programa mide indirectamente la sinceridad del niño para reforzar la fiabilidad y validez del test.

Más información en su web www.thebuddytool.com, en info@thebuddytool.com y en el teléfono 91 186 30 68

Ahora los colegios se les exige tener algún mecanismo de control del bullying

Ahora los colegios se les exige tener algún mecanismo de control del bullying y los delitos se juzgan por vía penal y no civil