YouTube no está exento de peligros para niños y adolescentes.

YouTube no está exento de peligros para niños y adolescentes.

Patricia Peyró @kontrolparental

Han sido sólo diez años desde que naciera la mayor plataforma de vídeos de la red, accesible a todos los públicos y con un propósito multifunción que abarca desde la divulgación de tutoriales hasta la creación de marca personal o de publicidad para las marcas comerciales, además de mantener también un aspecto lúdico con el que se puede compartir contenido personal.

El que se estrenara con un vídeo titulado “Me at the zoo” tiene ya unas cifras astronómicas de uso: se suben unas 300 horas de vídeo por minuto. Su poder tiene mucho que ver con el alcance global de la plataforma, pero es precisamente este alcance de masas o “viral” el que debe alertar a los padres sobre su posible empleo en niños.

cp-que-youtube-kids-672xXx80

Aunque ya existe Youtube Kids, los padres deben estar pendientes también de esta nueva versión adaptada a los más pequeños. Saber más haz click aquí

 Peligros de YouTube para niños

 -Contenido sexual.

El grado podrá variar desde el desnudo hasta la pornografía, pero en todos los casos serán imágenes que puedan afectar a la sensibilidad de los niños.

-Contenido ideológico que incite al odio o al extremismo

Fundamentalmente puede existir una apología del odio en relación a segmentos raciales o religiosos.

-Contenido morboso u ofensivo

En general busca la ofensa contra algún colectivo o persona en concreto, como pueda ser la subida de vídeos humillantes para el niño o adolescente y que posteriormente puedan desembocar en ciberbullying como resultado de su alcance viral.

-Tutoriales peligrosos

Desde cómo hacer bombas hasta cómo suicidarse, existe una serie de información que no debería estar a disposición de menores de edad y ni siquiera de adultos vulnerables a un uso o malinterpretación de estas instrucciones.

abdulrasheed-480909_640

Entre las amenazas de Youtube para niños se encuentra el acceso a contenido inapropiado  que puede incluir material  con carácter ideológico e intenciones de captación de menores para fines radicales políticos o religiosos.

-Vulneración de los derechos de autor

Muchas veces por desconocimiento, y otras con alevosía y premeditación, se hace uso de material no propio con el fin de aumentar las visitas y visionado de los vídeos subidos, con el peligro de atentar a los derechos de autor con la consecuente denuncia por parte del creador original.

-Generación de phising, spam o estafas

En ocasiones los vídeos tienen como finalidad la captación de datos o el generar más reproducciones aludiendo a tags y a información engañosa, siendo los niños especialmente susceptibles a este tipo de engaños.

-Hostigamieno y ciberbullying

A veces los vídeos se usan entre menores de edad para propagar ofensas contra otro compañero de su misma edad, incitando al odio colectivo y al hostigamiento hacia un niño “diana”, cuya vida puede cambiar en cuestión de minutos.

¿Cómo denunciar en Youtube?

Aunque el propio Youtube tiene una política de contenidos muy estricta y cuenta con sus propios mecanismos de detección cuando éstos se ven vulnerados, los propios usuarios podemos denunciar también la aparición de vídeos inapropiados o ilegales y que atenten contra la sensibilidad propia o de los menores de edad. Lo mejor es acudir a la unidad de denuncia que la plataforma pone a disposición del usuario aquí.

Se acabó el "ignoring" a los padres

Sin tener ningún conocimiento de programación, la artífice de IGNORE NO MORE ha conseguido materializar esa “venganza” con la que todos los padres soñamos cuando nuestros hijos no contestan al teléfono.

 

Por Patricia Peyró @kontrolparental

¿Dónde están los límites del control parental? ¿Es lícito “castigar” al hijo adolescente sólo por ser adolescente y pasar de las llamadas inquisitivas de su madre? Este debate no ha parecido importarle demasiado a Sharon Standifird, madre y creadora de la App IGNORE NO MORE, quien ha cortado la discusión por lo sano con una App que está dando mucho que hablar.

El escenario es demasiado familiar para cualquier madre de un hijo adolescente: llama a su hijo, y éste no contesta. ¿Por qué? No se sabe, pero seguramente no contesta porque no quiere o porque pasa. Sharon, esta mamá estadounidense del estado de Texas, harta de estos desplantes telefónicos, se puso manos a la obra para dar con una solución con la que su retoño se viera obligado a contestar el teléfono.

Pero, ¿cómo controlar su comportamiento a distancia? Aunque su creadora podía haber estudiado una fórmula para premiar su conducta, en IGNORE NO MORE se hace lo contrario: no contestar el teléfono está penalizado y la consecuencia es que el móvil no se activa hasta que devuelves la llamada.

El bloqueo del teléfono se activa cuando el niño no contesta a las llamadas o a los mensajes de texto. A pesar de ello, el teléfono permite llamar a emergencias o al teléfono de los propios padres. Cuesta 2 dólares y por el momento está disponible para ANDROID.

Contestar o bloquear, ésa es la cuestión

IGNORE NO MORE: El vídeo con la historia de cómo se creó

¿Interesado en adquirir la aplicación? Infórmate aquí