troll imagen cp

El nuevo troll vive en internet y se alimenta de la discordia que siembra entre los demás

Por Patricia Peyró

Con el desarrollo de internet nacen nuevas figuras, algunas de nombres tan “fantásticos” como los “trolls”, los malvados y enormes seres inventados por el escritor británico J.R.R. Tolkien que sembraban el terror entre las criaturas de su hábitat y tienen su origen en la mitología nórdica. Pero, ¿quién es el nuevo troll?

Los trolls del siglo XXI no viven en bosques ni cavernas, sino en internet, y se alimentan de generar discordia entre los usuarios.  Comparten con el original algunas características como la maldad, ya que se dedican a polemizar y a generar desavenencias y mal ambiente entre los distintos foros y comunidades virtuales.

CÓMO IDENTIFICAR UN TROLL DE INTERNET

La detección de trolls en internet no es complicada si se conocen su “modus operandi” y su tipo de manifestaciones:

-Se mueven en foros, chats y comunidades como Twitter y Facebook

-Generan provocación y ofensa hacia los individuos de esa comunidad

-Buscan una respuesta emocional con mensajes polémicos y no constructivos

¿QUÉ PERSIGUE UN TROLL?

“Con toda seguridad persigue llamar esa atención que no consigue en la vida real y por ello busca fuentes en las que encontrar notoriedad, sin importarle el modo de conseguirlo”, explica Belén Panadero, psicóloga de orientación dinámica. Detrás de este comportamiento también existe un deseo manifiesto de herir a los demás. “El troll encuentra su poder haciendo daño al otro, lo que le produce una sensación de placer que nos hace pensar en personalidades psicopáticas que se manifiestan, en este caso, en un entorno social” “La falta de empatía es una de las características de este tipo de personas”

Los trolls provocan la ira en foros y chats

Su motivación intrínseca es hacer enfadar a los demás para así sentirse fuertes.

Conviene prevenir a los adolescentes de los trolls

Los trolls no dejan de ser un tipo de acosadores sobre los que hay que prevenir a los adolescentes, especialmente vulnerables al asedio por no tener aún la madurez suficiente para confrontar la agresividad de los mensajes

COMPORTAMIENTO TÍPICO

Como buen sociópata, sus valores son distintos a los de los demás, y por esta misma razón en ellos no aplican los condicionamientos sociales que los demás tenemos, como el respeto y las normas de convivencia. Ellos, en cambio, son inmunes a los discursos morales o a cualquier argumento o crítica lógica con la que se pretenda rebatir sus acciones.

CÓMO COMBATIRLOS

Partiendo de la base de que los trolls se alimentan del enojo y de la ira o desconcierto que producen, sólo hay dos posibles vías para terminar con ellos: la primera pasa por ignorar sus comentarios, y la segunda es todavía mejor solución: bloquearlos.

Los trolls se alimentan del enfado de los demás

No alimentar al trol es una de las principales consignas para hacerlo desaparecer: es decir, no hay que hacerle caso ni darle “cuartelillo”

El anonimato facilita la aparición de trolls

El troll se refugia en el anonimato de su teclado, desde el que ataca sin pudor