Con pautas de seguridad no pasa nada!

Protejamos a nuestros hijos del grooming

Por Patricia Peyró @kontrolparental

Hace pocos días respirábamos aliviados al conocer la detención del conocido por “El violador de Ciudad Lineal”, responsable de cinco hechos consumados y tres tentativas de violación física a niñas menores de edad. El modus operandi de este violador era el trato directo con las víctimas, pero sabemos que no todos los depredadores sexuales actúan igual: algunos se valen de internet para acercarse a los más pequeños.

Tal es el caso del “Grooming”, la forma de acoso al menor que usa internet como vía de acercamiento para engatusar al niño con fines de abuso sexual, bien sea para preparar un posterior encuentro físico, o bien busque conseguir fotografías con las que después estimularse sexualmente o chantajear al menor a cambio de favores sexuales.

Visualizar vídeos pedagógicos con el niño puede ayudar a prevenir casos de Grooming, como éste de “Pantallas Amigas”

Algunos adultos simulan ser quienes no son

¿Cómo prevenir estos acercamientos perversos en un mundo virtual en el que no se ven las caras y uno puede simular ser otra persona? Es importante mantener una rutina de control parental para evitar sustos con los niños

¿CÓMO PREVENIR EL GROOMING?

-Lo primero es asumir y ejercer la responsabilidad de los hijos en el medio digital, para lo cual, nos guste o no, necesitaremos aprender lo básico sobre las nuevas tecnologías para saber lo que se pueden encontrar allí.

Mantener una comunicación fluída con el pequeño acerca de internet, de las redes sociales, mencionando también los peligros potenciales.  Esto incluirá la advertencia de no rellenar formularios con sus datos familiares o personales.

Tener un control visual del ordenador:  A pesar de que las familias modernas tendemos a aislarnos en actividades individuales, los niños necesitan un control.  El ordenador ha de estar preferiblemente a la vista de los padres.

-Controles y restricciones de uso:  Dado que el acceso a internet puede darse por otros dispositivos como móviles o tablets, que el adolescente puede llevar consigo, es importante establecer normas en las que se indiquen las horas y lugares permitidos para el uso de internet.  A veces habrá que negociar y se puede usar como recompensa.

Control parental en el ordenador:  Si tiene web-cam, habrá que poner una clave para inhabilitarla para el uso del niño.  Asimismo habrá que mantener el ordenador con el virus actualizado para evitar software maliciosos.

Conocimiento de las contraseñas de los pequeños en las redes sociales, así como de sus amistades virtuales.  Existen formas para conseguir esta información sin que parezca inquisitoria:   por ejemplo, pasar una tarde con el niño explicándole trucos de Facebook, cómo abrir la cuenta, restringir su acceso, etc.

Vigila los cambios de humor en tus hijos adolescentes

Un buen consejo que se les puede dar sobre internet es que no hagan cosas con las que se sientan raros, o no hablen de temas con los que se noten incómodos. Si notas a tu hijo adolescente taciturno, triste, o con cambios de humor, comunícate con él y averigua cuanto antes qué le pasa.