telemarketer-878593_640

Patricia Peyró @kontrolparental

El pasado mes de noviembre anunciábamos, como muchos otros medios, y con una mezcla de alegría y de esperanza, lo que se presuponía una buena noticia de cara a combatir el mal del acoso escolar:   arrancaba el teléfono de ayuda contra el bullying, una importante iniciativa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en la lucha contra esta problemática social, a través de un servicio de atención telefónica.

Este servicio, que lleva funcionando desde entonces, se trata de un teléfono gratuito atendido por profesional cualificado durante 24 horas al día, y los 365 días del año a aquellos que quieran llamar para plantear dudas, consultas, o simplemente apoyo moral y psicológico ante de acoso escolar, bullying o ciberbullying.

cp-telefono-ayuda-672xXx80

El colegio oficial de psicólogos no ve claro el servicio del teléfono de ayuda contra el bullying establecido por el Ministerio de Educación.

La cuestión ahora es que, desde el Colegio Oficial de Psicólogos (COP), se cuestiona uno de los principios fundamentales de este servicio, en relación precisamente con la profesionalidad y capacitación del personal que se encarga de atender las llamadas de los menores o adultos que hacen uso de este número para denunciar o solicitar algún tipo de ayuda.

La corporación no ha dudado en manifestar todas sus reservas a partir de un comunicado oficial en el que han expresado las siguientes quejas respecto a dicho servicio de atención telefónica:

-Según el colectivo oficial, no existe transparencia en cuanto a los requerimientos que facultan a una persona para ser contratada y que se manifiesta en unos requisitos ambiguos y poco precisos en los que, por ejemplo, se requieren “universitarios en el ámbito de la psicología”, y no titulados en esta disciplina. Según la directiva del COP, tal ambigüedad podría derivar en la contratación de licenciados o diplomados en ciencias sociales.

-Acorde a esta ambigüedad respecto a la capacitación técnica, los contratos que se están haciendo a los que atienden estas llamadas no son de “psicólogos”, sino de “gestores telefónicos”. Por tanto, no queda claro si los que contestan son o no personal cualificado.

business-929800_640

¿Quién atiende el teléfono en realidad?

El Colegio Oficial de Psicólogos entiende que el ministerio actúa de forma fraudulenta en el sentido de “vender” públicamente un servicio de asesoramiento psicológico que no es tal, al no efectuarse por profesionales. Además, en los hechos hay otra lectura, y es que se están financiando formas fraudulentas de relación laboral, en el caso de los psicólogos titulados que trabajan como tales y siguiendo su código deontológico, pero que son contratados como “gestores telefónicos”.

Los psicólogos representados por su colegiación encuentran la puesta en marcha de este servicio muy irregular, si bien la mayor preocupación se deriva de que la preparación de los operadores telefónicos no sea suficiente o simplemente acorde a los estándares establecidos en la carrera de psicología. En este sentido, el Consejo General de la Psicología encuentra necesario no sólo la titulación, sino la especialidad en Educación y la formación específica en materia de bullying y acoso escolar.

Puedes leer el comunicado completo aquí.

¿Te ha gustado el artículo?  Ayúdanos a compartir para tener mayor alcance.