Los adolescentes no son conscientes del peligro de estos “challenges”, advierte la campaña Orange sobre los retos de internet  

Patricia Peyró @kontrolparental

Una de las amenazas más peligrosas de nuestros días es el modo en que las modas precipitan comportamientos absurdos entre niños y adolescentes a través de las redes sociales y de la mensajería instantántea.  Lo complicado de estas tendencias es que muchas veces no distinguen entre el comportamiento disparatado que busca distraer, del peligroso y que pone en peligro la vida.  De estas últimos actuaciones temerarias habla la campaña Orange  #porunusolovedelatecnologia

Muertes por selfie y vídeos de YouTube

¿Hasta dónde pueden llegar las “ansias de la notoriedad”?  En el caso de niños y jóvenes, por lo que parece, hasta asumir el riesgo de la vida. Prueba de ello es que todos hemos oído hablar de muertes por selfies tomados de forma imprudente en situaciones extremas y de riesgo.  La situación se explica así:  ciertos lugares (precipicios, acantilados, torres, edificios…) o situaciones (frente a un tren en marcha, en un puente…) se hacen muy populares precisamente por componer una alta situación de riesgo para el que las acomete.

En esta conyuntura es donde aparecen los famosos “retos” de internet, que desafían al adolescente para que se venga arriba, minimizando los riegos reales a favor de una seguridad desorbitada sobre sí mismo y sus posibilidades reales.  La recompensa no será otra que la admiración social y el aplauso de amigos y desconocidos una vez el vídeo o imagen consiga hacerse viral.

 

Los retos de internet tienen el propósito de volverse virales.  Aunque algunos son inocentes otros son muy peligrosos.

#porunusolovedelatecnología

Esta no es la primera vez que Orange arremete contra los peligros que conllevan el mal uso de las nuevas tecnologías.  La compañía de telecomunicaciones lleva tiempo trabajando en la campaña #porunusolovedelatecnología.  En ella denuncia, recurrentemente y a través de vídeos de alto impacto,  las consecuencias que puede conllevar el uso descontrolado e impulsivo de las redes sociales, por ejemplo.

Su último trabajo trata de un tema curiosamente mal atendido, a pesar de su peligrosidad.  En esta ocasión, el vídeo trae a colación los retos de internet y el modo en que los jóvenes “pican el anzuelo”, potenciándose entre ellos comportamientos temerarios con los que arriesgan su vida.  Todo con tal de provocar la admiración social, en la mayoría de los casos, aunque en otros se buscará incrementar las visitas a un determinado canal de YouTube.

“¿Hasta dónde llegarías por un reto?”  Esa es la pregunta que han de plantearse los adolescentes, ya que podría suponer perder la vida.

Apelando a la vulnerabilidad adolescente

El vídeo va a acompañado de un experimento social con adolescentes grabados con cámara oculta, que forma parte de la propia campaña.  En dicho experimento se les graba en grupo, hablando sobre las formas de obtener notoriedad a través de las redes sociales, y hasta dónde serían capaces de llegar en esos retos de internet.  Posteriormente se les hace creer que uno de los componentes del grupo ha perdido la vida por asumir uno de esos retos.

Con ello Orange consigue conectar con el lado emocional tanto de los padres, que se dan cuenta del modo en que funcionan los adolescentes, como con estos últimos.  El resultado es fomentar la sensibilidad social sobre un asunto que habitualmente minimizamos como amenaza real.

Los padres deben fomentar la comunicación con el adolescente sobre el peligro de los challenges de internet y retos virales.

Otras campañas de Orange

Puedes vídeos anteriores de #porunusolovedelatecnología  sobre sexting haciendo  aquí.  Y sobre ciberbullying, aquí.

¿Te ha resultado de utilidad este artículo?  Si es así, ayúdanos a compartir.