boy-110762_640

Los niños más mayores controlan cada vez mejor el manejo y también por ello aumenta el riesgo de exposición a los peligros de internet.

Por Patricia Peyró @kontrolparental

El uso de internet por el menor pasa por un control parental apropiado para cada edad. Se trata de que los padres puedan controlar los peligros a los que sus hijos se van exponiendo a medida que se van haciendo mayores y van ampliando su rango de intereses.

Una de las fuentes de peligrosidad en la red la hallamos en el acceso a contenidos inapropiados a los que el niño puede acceder, en muchos casos de forma accidental. ¿A quién no le ha pasado alguna vez encontrar alguna imagen ofensiva al estar realizando cualquier búsqueda inocente en google?

Dentro de los contenidos potencialmente dañinos para el menor, además de las imágenes pornográficas, encontramos otras fotografías o textos que pueden tener una carga ideológica inapropiada, como la xenofobia, el racismo y un largo etcétera de temáticas vinculadas a las conductas violentas.

La probabilidad de que el niño acceda a contenido inadecuado es muy alta y aumenta a medida que el menor controla su manejo.

La probabilidad de que el niño acceda a contenido inadecuado es muy alta y aumenta a medida que el menor controla su manejo.  Debemos cuestionarnos si está teniendo un uso seguro de la red.

Parte de la educación que debemos dar a nuestros hijos pasa porque confíen en nosotros cuando necesiten pedir ayuda.

Parte de la educación que debemos dar a nuestros hijos pasa porque confíen en nosotros cuando necesiten pedir ayuda.

DE 11 A 14 AÑOS

-En este rango de edad los niños ya se encuentran plenamente familiarizados con el manejo de internet, si bien continúa siendo necesaria una supervisión que no será tan presencial como antes (porque nos será imposible de controlar en todo momento), sino a través de herramientas de seguridad.

-Continúa siendo necesario activar los controles en el ordenador usando las herramientas de seguridad de Windows o configurando los en Mac. Interesa configurar el sistema para una protección de nivel mediano, creando algunas restricciones de contenido y actividades permitidas. Asimismo nos interesará obtener informes de su actividad en internet.

-Hay que supervisar que el menor no esté facilitando sus datos personales y asegurarse de que da “nicks” en vez de su nombre real en ciertos contextos. Para realizar esta vigilancia conviene que el ordenador esté a la vista del adulto, o que al menos tenga un acceso rápido.

-En este periodo de edad comienzan a crearse los perfiles sociales y hay que empezar a educarlos en esta sentido con las pautas básicas de seguridad, incidiendo especialmente en la precaución de no hablar con extraños y generando con ellos conversaciones que les den confianza para recurrir a nosotros ante cualquier duda que les surja.

-Si el niño accede a internet utilizando un tablet, es recomendado utilizar un modelo específico para Tablets, que incluya preinstalado Apps de Control Parental que limiten el acceso a contenido, imágenes y vídeos para adultos.

Un buen modelo es la tablet para niños Ingo Devices

La tableta posee 7 “delante y detrás una cámara android 4.3 y sistema wifi. Incluye el software de Control Parental IngoKids con múltiples cuentas de usuario para administrar el tiempo y el uso de acceso en línea y filtros para las aplicaciones. Además de la Tablet incluye una funda protectora de silicona y auriculares.

81YCvh7ehQL._SL1500_

 

 

En estas edades los niños deberían facilitarnos la clave que utilizan en las redes sociales para que podamos hacerles seguimiento de vez en cuando y así garantizar su seguridad.

En estas edades los niños deberían facilitarnos la clave que utilizan en las redes sociales para que podamos hacerles seguimiento de vez en cuando y así garantizar su seguridad.