cp educacion padres niño atormentado

Hoy hacemos la tercera publicación del diario de Lucas, en una serie de memorias realizadas años después de haber padecido acoso escolar, y que iremos publicando. Puedes leer los episodios anteriores aquí (Primera parte y  Segunda parte 2  )

En esta nueva entrega observamos un testimonio más detallado, consecuencia de una elaboración psicológica en la que, poco a poco, se maduran las cosas, y como resultado, se decide a hablar.

“No sabéis lo que es no tener nada, mirar a tus compañeros de clase y saber que mereces más, que te digan que estás solo en el mundo”, indica el autor.

boy-1226964_640

Contarlo es terapéutico y puede ayudar a otras personas. Cuéntanos tu caso en info@deset.es

En marzo de 2005 ya llevaba trece meses sufriendo acoso escolar. Tenía once años. En un intento de escapar de aquella situación me apunté a una salida de cinco días organizada por el centro en la localidad francesa de Hendaya. No sabía que al hacerlo estaba firmando mi peor condena. Antes de destruir el diario sobre aquella experiencia, siento que debo compartirla para que esto no le pase a otras personas, pues si hay algo peor que sufrir todo aquello, es que haya sido en vano.

 

-19 de marzo de 2005: Primer día en Hendaya. Durante la noche, los demás niños de mi cuarto amenazan con matarme. Las monitoras acuden a ver qué pasa y me llaman la atención por “provocar alboroto”.

 

-20 de marzo de 2005: Durante todo el día recibo amenazas de muerte. Intentó salir huyendo del cuarto y me refugió en el de las niñas de enfrente. Mis compañeros de cuarto se “disculpan” diciendo que soy “el anormal del cuarto”, a lo que las niñas responden: “Lo sabemos”. Por la noche, mientras me estoy duchando, mis compañeros de cuarto se cuelan en el cuarto de baño, se ríen de mi cuerpo desnudo y me tiran sus zapatillas de deporte.

 

-21 de marzo de 2005: Durante todo el día recibo amenazas de muerte. Por la noche, en una cruel ironía, nos ponen la película de Disney Los rescatadores, que narra el calvario de una niña llamada Penny, un calvario similar al que yo estoy viviendo.

 

-22 de marzo de 2005: Durante todo el día recibo amenazas de muerte. Por la noche, yo estoy llorando en el cuarto, aprovechando que nadie me ve. Fuera oigo ruidos. Aunque no sé lo que está pasando, afuera, el líder de mis matones se está masturbando delante de las niñas. Cuando salen las monitoras a ver que pasa, el líder de los matones le echa la culpa a su “mejor amigo” (dudo mucho que lo considerara como tal), y mientras este recibe un castigo por parte de una monitora (son tres) que yo he sido el culpable de masturbarme y de acusar al otro. Solo una de las tres monitoras, Sophie, cree en mi inocencia.

 

-23 de marzo de 2005: Último día en Hendaya. Públicamente recibo la culpa de lo ocurrido la noche anterior.

 

-29 de marzo de 2005-9 de mayo de 2005: Durante los recreos me gritan “Lucas, pirao, estás muy volao”. El equipo directivo no hace nada. El día 9 de mayo, la profesora de religión me llama cerdo delante de todos mis compañeros durante la hora de comer. No puedo más.

 

-10 de mayo de 2005-13 de mayo de 2005: Paso una semana de un médico a otro. Ninguno es capaz de ver el peligro que me acecha.

 

-14 de mayo de 2005: Sufro un ataque de ansiedad. Es el fin de mis meses de acoso escolar (mi psiquiatra dice que no debo volver al colegio), pero no de mis problemas. Durante los siguientes años sufro una persecución por parte de la administración, que me acusa de habérmelo inventado todo y a mi psiquiatra de estar senil por haberse creído mi historia.

 pokemon

 

Lucas Frost es el autor de “Blanca y el jardín secreto”,  una saga de varios títulos en los que aborda los diferentes temas subyacentes al acoso escolar. Puedes contactar con el autor y comprar sus libros aquí: alectoblanca@gmail.com

Si tú también quieres contarnos tu experiencia en primera persona, si lo deseas de forma anónima, contacta con redacción por mail: info@deset.es