Internet

Una campaña de publicidad encargada por el gobierno chino ilustra de forma magistral el modo en que los móviles afectan a la comunicación entre padres e hijos, generando un muro entre ellos que han dado en llamar “The Phone Wall” o la pared móvil