acoso

Los niños que silencien el acoso escolar podrán ser sancionados. Entre las penalizaciones a causa de la pasividad de los testigos del bullying se contemplarían,  por ejemplo, la expulsión del alumnado durante varios días o, en los casos más graves, la expulsión definitiva.

Esta semana hemos conocido varias noticias sobre acoso escolar y violencia a través del bullying o del abuso sexual entre menores, entre los que se acusan también cotas muy altas de violencia de género.