cp chica smartphone

Patricia Peyró @kontrolparental

En la lucha contra el acoso escolar encontramos que una de las mayores dificultades está en conseguir la denuncia por parte de los testigos pasivos. Según los expertos, mientras no consigamos involucrarlos, estaremos ante una batalla perdida. Bajo este supuesto, Dinantia, una App creada hace ya un año para facilitar la comunicación entre el colegio y los padres, incorpora ahora una nueva utilidad con la que serán los propios chicos los que puedan denunciar el bullying.

Cristian Cisa, uno de los creadores, explica cómo surge esta utilidad dentro de Dinantia, una aplicación ya existente que busca favorecer bilateralmente la comunicación entre los padres y la escuela. “Permite al colegio ponerse en contacto con la familia y enviarle mensajes, cartas circulares o adjuntos, e igualmente tanto la familia como el alumno, pueden contactar con el colegio o con los profesores”. La nueva funcionalidad dentro de la App se conoce como Stop Bullying y posibilita a cualquier alumno que disponga de un teléfono móvil con la App instalada denunciar de forma anónima los casos de acoso escolar que presencie.

girl-518517_640

Está pensado para niños un poco más mayores, de secundaria y bachillerato, que son los que ya tienen móvil

Cómo funciona

“A los niños se les pide que introduzcan un PIN para proteger la confidencialidad”, explica Cisa. De este modo, “si alguien perdiera el móvil, nadie podría saber si han denunciado o se han chivado” “ Una vez han introducido su PIN, pueden establecer un chat en tiempo real con el responsable del centro de los casos de bullying”.

Según su creador, el principal valor de esta utilidad está precisamente en el anonimato. “No hay posibilidad de que sepamos quién realiza la denuncia a no ser que el propio chico decida rebelar su identidad”, algo que pueden hacer a través de un botón. El destinatario de los mensajes será en todos los casos una persona designada por el colegio, que será típicamente un “profesor, un psicólogo o un pedagogo”, aclaran desde Dinantia.

El decálogo de obligaciones de la nueva ley de protección al menor incluye la prohición expresa del bullying y el ciberbullying

El decálogo de obligaciones de la nueva ley de protección al menor incluye la prohición expresa del bullying y el ciberbullying

Estos son los pasos: “En el momento en que se reporta un caso, el responsable recibe un aviso tipo mensaje de WhatsApp, a partir de lo cual entabla una conversación con el niño que haya denunciado, iniciándose el proceso de gestión del caso de acoso”.

Objetivo: que ningún caso quede sin denuncia

Según reporta Cisa, “los casos de bullying tardan una media de nueve meses en denunciarse”, precisamente por el miedo que tienen los niños a las posibles represalias de chivarse. Además, “muchos casos nunca se llegan a denunciar”, lamenta. Con esta aplicación los niños pueden realizar la denuncia desde casa y “en un momento de tranquilidad”, sin el resquemor de saberse observados en la escuela si realizan el movimiento de acercarse a un profesor o figura de autoridad. En la comunicación de la denuncia es posible, además, adjuntar archivos en forma de imagen o vídeo, algo muy práctico si se desean aportar pruebas. Esto facilita la denuncia no sólo de los implicados, sino en tercera persona, algo especialmente útil cuando circulan vídeos en internet. “El niño denuncia mandando el vídeo y a partir de ahí el centro toma la responsabilidad”, aclara.

El gasto de esta aplicación (2 euros por alumno al año) suele ser asumido por el centro y no por los padres, y va incluido en la App ya existente de gestión de comunicación con los padres.

pantalla_theBuddyTool1

The Buddy Tool Kids, otra herramienta para detectar el bullying

Los colegios necesitan herramientas anti-bullying

Aunque las cifras de acoso escolar en España son alarmantes (aproximadamente se habla de uno de cada cuatro niños), es un tema todavía poco legislado, si bien la ley del menor prohibe el bullying y el ciberbullying y las figuras implicadas en un asunto de acoso escolar podrían recibir una denuncia por lo penal.  Este hecho que está llevando a los colegios a tomárselo muy en serio y terminar por contratar algún protocolo anti-bullying o sistema de evaluación eficaz para detectarlo como The Buddy Tool Kids, una herramienta que, a través de un juego de aplicación grupal, halla el sociograma de la clase detectando los casos de bullying.