El bullying entre hermanos es una realidad escondida mucho más habitual de lo que pensamos y que consiste en el hostigamiento repetido en el tiempo siempre hacia el mismo hermano. Las consecuencias para la víctima son muy graves para su autoestima y le generan confusión acerca de cómo debe ser una relación afectiva normal.